Deseo de orinar
Incluso los bebés pueden padecer estreñimiento. - Foto: Getty Images

vida moderna

Esta particular planta ayuda a regenerar el hígado y combatir el estreñimiento

Es usada en diferentes culturas para tratar enfermedades como el cáncer.

De acuerdo con el portal de salud Tua Saúde, el diente de león es rico en potasio, y otros nutrientes, con la capacidad de reducir el riesgo de padecer enfermedades digestivas, y de la piel. También es alto en carotenoides, flavonoides y compuestos fenólicos que tiene efectos antiinflamatorios, incluso actúa como protector hepático.

Su consumo reduce los riesgos de padecer las siguientes enfermedades, pero no las elimina.

  • Aterosclerosis: la Clínica Mayo, indica que se debe al endurecimiento y engrosamiento de los vasos sanguíneos, obstruyendo el flujo de sangre. Es entonces que el diente de león al tener propiedades antioxidantes e hipercolesterolémicos -explica el portal- disminuye las probabilidades de padecer esta afección.
  • Colesterol LDL: “es una sustancia cerosa”, precisa la entidad de ciencia y salud, que se acumula en los vasos sanguíneos provocando el desarrollo de enfermedades cardiacas. Es de mencionar que se puede heredar, pero usualmente se relaciona con malos hábitos alimenticios como el consumo de alimentos ricos en grasas trans y saturadas.
  • Diabetes: la Organización Mundial de la Salud, OMS, dice que es una de las principales causas de infartos miocárdicos, de la insuficiencia renal y de accidentes cerebrovasculares. “Es posible tratar la diabetes y evitar o retrasar sus consecuencias por medio de la actividad física y una alimentación sana, aunadas a la medicación y a la realización periódica de pruebas”, asegura la organización.
"La diabetes es una causa importante de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores", explica la OMS.
"La diabetes es una causa importante de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores", explica la OMS. - Foto: Getty Images

El artículo Los efectos fisiológicos del diente de león (Taraxacum Officinale) en la diabetes tipo 2, presidido por Fonyuy E. Wirngo, revela los posibles efectos antidiabéticos del diente de león, gracias a sus compuestos bioactivos como el ácido achicórico.

  • Reduce las probabilidades del desarrollo de cáncer: el Instituto Nacional del Cáncer, dice que es una enfermedad donde las células malignas se propagan por todo el cuerpo de manera irregular, que, en algunos casos, hacen parte de la formación de tumores que pueden ser benignos o malignos.

Por consiguiente, la investigación Efecto del extracto metanólico de raíces de diente de león en líneas celulares de cáncer y vía de proteína quinasa activada por AMP, liderada por Gauhar Rehman, asegura que la raíz de diente de león es usada desde varios años atrás en diferentes culturas, como la china y la árabe, para el tratamiento de cáncer; concluyendo que esta planta contrarresta el cáncer de hígado.

Estreñimiento
Foto referencia sobre estreñimiento. - Foto: Getty Images
  • Estreñimiento: según la National Institute Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK), “el estreñimiento es una afección en la cual la persona podría tener menos de tres evacuaciones a la semana; las heces son duras, secas o grumosas; la evacuación de las heces resulta difícil o dolorosa; o queda una sensación de que la evacuación no fue completa”.
  • Hepatitis: existe una amplia lista de enfermedades relacionadas con el hígado, como la hepatitis A, B y C, el cáncer de hígado, el hígado graso y la cirrosis, por ejemplo. Es entonces que el diente de león, al tener efectos antiinflamatorios, ayuda a desinflamar este órgano, causando en él, un efecto protector.

La hepatitis B es una infección que se da tras el contagio del virus de la hepatitis B que puede ser mortal, ya que en algunos casos termina en cáncer de hígado, o tal vez cirrosis, explica la OMS.

Este virus se transmite a través de relaciones sexuales o por transfusión de sangre. Por esto, es importante la esterilización de los instrumentos o el cambio de agujas que se utilizan para llevar a cabo dichos procedimientos médicos.

“Hay 58 millones de personas con infección crónica por ‎el virus de la hepatitis C y cada año se producen alrededor de 1,5 millones de ‎nuevas infecciones”, asegura la OMS.