vida moderna

Estas son las claves para controlar la hipertensión, según expertos

Las personas son más propensas a tener la presión arterial alta a medida que envejecen, ya que los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la edad.


La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre al cuerpo, mientras que la hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta, de acuerdo con Medline Plus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados, que además explica que esta se mide de la siguiente forma:

  • Una presión arterial normal es menor a 120/80 mm Hg la mayoría de las veces.
  • Una presión arterial alta (hipertensión) es mayor a 130/80 mm Hg la mayoría de las veces.
  • Si el número superior de la presión arterial está entre 120 y 130 mm Hg y el número inferior es menor a 80 mm Hg, se denomina presión arterial elevada.

La biblioteca también explicó que hay muchos factores que pueden afectar la presión arterial, como la cantidad de agua y de sal que tiene el cuerpo de cada persona, el estado de los riñones, el sistema nervioso, los vasos sanguíneos y los niveles hormonales.

Además, las personas son más propensas a tener la presión arterial alta a medida que envejecen, pues los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la edad. Cuando esto sucede, la presión arterial se eleva y la hipertensión aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca, enfermedad renal o muerte prematura.

Por tal razón, el portal Salud 180 señaló que una investigación presentada en la 68° Sesión Científica Anual del Colegio Americano de Cardiología reveló que las personas que toman una siesta al mediodía tienen más probabilidades de disminuir la presión arterial.

Asimismo, el cardiólogo del Asklepieion General Hospital de Voula, Manolis Kallistratos -uno de los implicados en la investigación-, señaló que el hábito de tomar una siesta es tan bueno como mantener una alimentación reducida en sal o dejar de fumar. De hecho, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación la siesta tiene otros beneficios como, por ejemplo: relaja, mejora el ánimo, mejora el desempeño, se siente mejor fatiga, entre otros.

Foto de una mujer joven durmiendo plácidamente en su cama
Foto de una mujer joven durmiendo plácidamente en su cama - Foto: Getty Images

Por su parte, otras recomendaciones de la entidad sin ánimo de lucro para controlar la presión arterial alta sin medicamentos son:

1. Reducir el exceso de peso y cuidar la cintura: bajar de peso es uno de los cambios en el estilo de vida más eficaces para controlar la presión arterial. Además, tener mucho peso alrededor de la cintura puede hacer que la persona corra un mayor riesgo de padecer presión arterial alta.

En general:

  • Los hombres corren riesgo si la medida de la cintura es superior a 102 centímetros.
  • Las mujeres corren riesgo si la medida de la cintura es superior a 89 centímetros.

2. Hacer ejercicio regularmente: la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar mínimo 30 minutos de caminata moderada.

3. Llevar una dieta saludable: la composición exacta de una alimentación variada, equilibrada y saludable estará determinada por las características de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida y grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles en el lugar y los hábitos alimentarios. Por tal razón, es importante consultar a un experto para que lo guíe.

4. Reduzca el consumo de sodio: el efecto del consumo de sodio en la presión arterial varía entre un grupo de personas y otro. En general, limita el sodio a 2.300 mg por día o menos. Pero un consumo más bajo de sodio (1.500 mg/día o menos) es ideal para la mayoría de los adultos.

5. Reducir el consumo de cafeína: es posible que las personas que beben café con regularidad presenten un efecto leve o nulo en la presión arterial.

6. Reducir el estrés: este factor puede contribuir a una presión arterial alta si la reacción al estrés es consumir alimentos poco saludables, beber alcohol o fumar.