Los niveles altos del 'colesterol malo' (LDL) incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes o renales. Foto: Getty Images.
Los niveles altos del 'colesterol malo' (LDL) incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes o renales. - Foto: Foto Gettyimages

vida moderna

Este licuado natural es ideal para reducir el colesterol malo

Evitar la comida rápida evita los niveles altos de colesterol.

De acuerdo con información de Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el cuerpo humano necesita cierta cantidad de colesterol para funcionar correctamente. Sin embargo, un exceso de esta sustancia en la sangre puede provocar que se taponen o estrechen las arterias, aumentando el riesgo de desarrollar enfermedades de las arterias coronarias y otras afecciones de tipo cardiovascular.

El colesterol viaja por la sangre en proteínas llamadas lipoproteínas y se divide en dos tipos: por un lado, el colesterol de baja densidad (LDL, por su sigla en inglés, también llamado colesterol “malo”); y el colesterol de alta densidad, (HDL, también llamado colesterol “bueno”).

El principal problema con el colesterol malo (LDL) es que conlleva a una acumulación de placa en las arterias, es decir, puede provocar el taponamiento de estas y aumenta el riesgo de adquirir problemas de salud.

Ahora, existen algunas medidas que las personas pueden tomar para reducir sus niveles de colesterol malo (LDL) y subir el colesterol bueno (HDL). De esta manera, si se mantienen los niveles de colesterol dentro de los valores normales, también se reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Respecto a los tratamientos para el colesterol alto, estos varían de acuerdo con la condición específica de cada persona. Por esta razón, es aconsejable acudir a un especialista médico para obtener un diagnóstico preciso y proceder con el plan de acción pertinente. No obstante, la recomendación básica implica una serie de cambios en el estilo de vida, adoptando hábitos saludables como una dieta balanceada, control de peso y actividad física regular.

Asimismo, el portal Fitguro destaca un remedio casero que se puede realizar para disminuir los niveles de colesterol malo y este es el licuado de manzana con linaza, que, por sus múltiples componentes vitamínicos, ayuda también a mantener el corazón en un buen estado y ayuda a mantener un peso adecuado.

Su preparación es sencilla. Se debe licuar una manzana sin semillas, una cucharada de semillas de linaza y un vaso con agua. Luego de esto, se puede beber hasta tres veces al día.

Hábitos para prevenir el colesterol elevado en la sangre

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explica que una alimentación saludable es clave para evitar los niveles elevados de colesterol en la sangre.

Por eso, brinda algunos hábitos alimenticios para tener en cuenta:

  • Disminuir las grasas saturadas: estas se encuentran en carnes rojas y productos lácteos enteros. Su consumo regular incrementa el colesterol total. Lo recomendable es moderar su consumo.
  • Eliminar las grasas trans: este tipo de grasas no son saludables para el cuerpo humano y contribuyen al incremento del colesterol malo. Se encuentran en galletas saladas y pasteles de tiendas.
  • Incluir alimentos ricos en ácidos grasos omega-3: tienen beneficios importantes para la salud cardíaca. Algunos de estos son las nueces, el salmón y las semillas de linaza.
  • Incrementar la ingesta de fibra soluble: este tipo de alimento disminuye la absorción de colesterol en la sangre. (Avena, manzanas, peras).
  • Agregar proteína de suero de leche: de acuerdo con Mayo Clinic, la proteína de suero de leche, la cual está presente en los lácteos, puede ayudar a disminuir el colesterol LDL y el colesterol total.

Sobre esa misma línea, la Fundación Española del Corazón señala algunas recomendaciones para la alimentación y prevenir el colesterol elevado:

  • La grasa saturada es conveniente reducirla. Lo recomendable es que sea menos de un 10 % de la dieta.
  • Ingerir menos de un 7 % de grasa poliinsaturada.
  • Limitar la grasa monoinsaturada a un 15-20 % de la dieta.
  • Tomar 20-30 g de fibra y las calorías suficientes para mantener un peso adecuado”.