El batido de pepino y la pera también aporta beneficios para el riñón y el sistema digestivo. Foto: Getty images.
El batido de pepino y la pera también aporta beneficios para el riñón y el sistema digestivo. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

Estos son algunos jugos verdes y licuados que ayudan a combatir el estreñimiento

Los jugos verdes ayudan a desintoxicar el organismo y mejorar el tránsito intestinal.

El estreñimiento es uno de los problemas estomacales más comunes y pueden darse por el estilo de vida que lleva cada persona. Desde la pandemia, el ejercicio o la movilidad se redujeron, por ejemplo, o en otros casos, la alimentación en varias ocasiones tiende a ser poco balanceada. Por ello, el tránsito intestinal empieza a padecer cambios.

En ese sentido, los licuados de jugos verdes son de gran ayuda para eliminar toxinas, combatir enfermedades estomacales y mejorar el tránsito intestinal. No obstante, cabe aclarar que las personas que sufren de estreñimiento deben visitar al médico de confianza para eliminar otras enfermedades.

Las ventajas del jugo verde son que son ricos en fibra, agua, bacterias buenas para el intestino y eliminan las toxinas. Por lo general, estos batidos verdes se pueden hacer con alimentos como apio, espinaca, manzana verde, limón y kiwi. De acuerdo con el portal Mejor con Salud, el más recomendado es con kiwi y espinaca.

Jugo verde de kiwi, lechuga y espinaca

Este jugo verde está lleno de antioxidantes que ayudan a mantener el cuerpo saludable. Además, reduce la inflamación abdominal y mejora el tránsito intestinal.

Ingredientes:

  • 1 kiwi pelado
  • 5 hojas de espinacas
  • 3 hojas de lechuga
  • 1 cucharadita de miel

Preparación:

  • Mezclar todo en licuadora o procesador y consumir preferiblemente sin colar, ya que las semillas del kiwi son excelentes para favorecer el tránsito intestinal.

Otros ingredientes para hacer el jugo verde

Jugo verde de hierbas

Es ideal para quienes padecen de retención de líquidos y ayuda a eliminar la inflamación abdominal.

Ingredientes:

  • 1/4 de taza de perejil
  • 1/4 de taza de cilantro
  • 1 cucharada de romero
  • 1 cucharada de albahaca
  • 1 pepino
  • 1 manzana verde
  • El zumo de un limón

Preparación:

  • Mezclar todo en un procesador de alimentos o licuadora.
  • Se recomienda consumir en las mañanas y en ayunas.

Jugo verde de manzana, apio, perejil, pepino y zanahoria

Este jugo detox aporta una gran dosis de fibra y vitaminas.

Jugo verde - batido verde
Jugo verde - batido verde - Foto: Getty Images

Ingredientes:

  • 1 manzana verde
  • 1 tallo de apio
  • 1 pepino
  • Media taza de perejil
  • Media zanahoria pelada

Preparación:

  • Mezclar todo en un procesador de alimentos o licuadora.

Jugo verde con apio y miel

Este zumo detox es ideal para limpiar el organismo y eliminar toxinas.

Ingredientes:

  • 1 taza de piña natural picada en cuadritos
  • 2 tallos de apio
  • 1 pepino
  • 1 cucharadita de miel

Preparación:

  • Poner todos los ingredientes en una licuadora y luego colar.
  • Si se hace en procesador de alimentos, no es necesario colarlo.

Ventajas de beber jugos verdes todos los días

  • Incrementa la ingesta diaria de frutas y verduras: Los alimentos de origen natural son los favoritos entre los dietistas, pues son una opción saludable a la comida procesada. Algunas personas pueden pasar por alto su consumo diario de frutas y vegetales, por lo que incluirlos en una preparación de jugo verde es una posible solución.
  • Fortalece el sistema inmunológico: Los jugos verdes destacan por su aporte de antioxidantes, vitamina A, vitamina C y minerales, ayudando a fortalecer las defensas del organismo.
  • Ayuda a aliviar los problemas digestivos: Su contenido de fibra ayuda a combatir algunas afecciones del sistema digestivo, por ejemplo, colitis, gastritis, estreñimiento, calambres intestinales o reflujo.
  • Reduce el colesterol malo: El consumo de este tipo de bebidas también ayuda a prevenir enfermedades respiratorias y alergias. Además, contribuye a regular la presión arterial, a reducir el colesterol malo (LDL) y aumentar el colesterol bueno (HDL).