vida moderna

Estos son los alimentos que provocan más arrugas en el rostro

Los cambios en la alimentación deben ser consultados con un especialista.


Al consumir alimentos, en ocasiones, no hay conocimiento claro de sus contenidos nutricionales, calorías, cantidades de sodio o azúcar. Se puede decir que la alimentación saludable es aquella que proporciona los nutrientes que el cuerpo necesita para mantener el buen funcionamiento del organismo.

Una alimentación saludable también ayuda a garantizar la reproducción, gestación, lactancia, desarrollo y crecimiento adecuado. Para lograrlo, es necesario el consumo diario de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, leche, carnes, aves y pescado y aceite vegetal en cantidades adecuadas y variadas.

Según el Ministerio de Salud de Colombia hay una variedad de nutrientes que contribuyen a la salud de la piel y que se pueden encontrar en los alimentos. Entre estos están la vitamina A, la cual se encuentra en productos de origen animal; y la vitamina C, la cual, se puede hallar en casi todas las frutas y verduras.

Por el contrario, existen algunos alimentos que promueven las arrugas en la piel y que por lo tanto, es mejor evitar o minimizar su consumo. El medio español El Confidencial, listó algunos de estos:

1. Grasas trans: suele ser uno de los enemigos del organismo. Está presente en la mayoría de alimentos procesados y aporta al organismo calorías vacías que, cuando se encuentran en exceso en el cuerpo, pueden obstruir las arterias.

2. Picante: “la comida muy picante dilata los vasos sanguíneos favoreciendo su ruptura. Esta situación provoca que la piel pierda elasticidad, tonificación y color natural”, explica el medio.

3. Refrescos azucarados: debido a su alto contenido de azúcar, provoca que varias células de la piel mueran y se produzca envejecimiento prematuro. Es mejor optar por los jugos de fruta, ojalá, sin azúcar.

4. Conservantes: los sulfitos que contienen estas sustancias afectan los vasos sanguíneos, sobre todo aquellos que llegan a la piel. Esto, provoca pérdida de elasticidad y arrugas prematuras.

5. Sal: la doctora Paula Rosso, especialista en nutrición del Centro Médico Lajo Plaza, citada por el portal Telva, aconseja que el consumo de sal debe ser de cinco gramos al día. Al sobrepasar este límite el cuerpo acumula el sobrante en los órganos y tejidos, lo que se ve reflejado en la piel como ojeras, piel más seca, arrugas más marcadas y bolsas.

6. Café: este compuesto tiene un efecto deshidratador que puede repercutir directamente en la piel y su tonificación.

7. Azúcares: “el azúcar favorece la inflamación de la piel y puede provocar en algunas personas -y a cualquier edad- brotes de acné. La mejoría se constata solo con dejar de tomar alimentos azucarados”, explica Rosso. También indicó que está comprobado que, a largo plazo, el azúcar acelera el envejecimiento.

8. Alcohol: beber mucho alcohol deshidrata la piel y la piel seca tiene más probabilidades de arrugarse.

Cabe resaltar que las arrugas son una parte natural del proceso de envejecimiento. A medida que la gente envejece, su piel se vuelve más fina, más seca y menos elástica. Además, es menos capaz de protegerse de los daños. Por esta razón, se producen más rápido las arrugas y las líneas en la piel. Entre sus factores de aceleramiento están:

  • La exposición a la luz ultravioleta (UV): a través de baños de sol, cabinas de bronceado y algunos deportes al aire libre, aumenta la posibilidad de desarrollar arrugas a edad temprana. Esto se produce por la luz ultravioleta, la cual descompone las fibras de colágeno y elastina de la piel.
  • Fumar con regularidad: fumar acelera el proceso de envejecimiento de la piel, debido a la reducción del suministro de sangre a la piel.
  • Las expresiones faciales: sonreír repetidamente, fruncir el ceño o entrecerrar los ojos puede conducir a la aparición de líneas finas y arrugas a una edad más temprana.