vida moderna

Estrés físico y psicológico: las vitaminas que ayudan a combatirlo

El estrés se da por sentimientos como frustración, rabia o nervios.


El estrés es una de las afecciones más comunes en los seres humanos, de acuerdo con Medline Plus, portal alimentado por la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Es un sentimiento de tensión física o emocional y puede darse por diferentes situaciones o pensamientos que hagan sentir a la persona frustrada, nerviosa o furiosa.

En pequeños episodios el estrés puede ser positivo, como cuando le ayuda a evitar el peligro o cumplir con una fecha límite. Sin embargo, cuando el estrés dura mucho tiempo puede dañar su salud.

Por otro lado, el portal de salud, belleza y cuidado personal Cuerpo y Mente menciona que el estrés, al igual que las capacidades deportivas e intelectuales, se puede entrenar y aprender a gestionar con el paso del tiempo. El medio menciona que hoy día se confunde el concepto de estrés, con tener muchas cosas por resolver o tener varias preocupaciones, lo que no equivale a que se padezca de este síntoma, pero la persona que intenta ser perfecta en todos los ámbitos de su vida si puede llegar a padecer estrés.

En ese sentido, existen muchas formas de reducir los niveles de estrés, entre ellas, el ejercicio físico, el cual eleva el estado de ánimo y permite que el organismo tenga mayor energía. Por esta razón, expertos de Gympass, junto a la revista Hola, explicaron cinco ejercicios o deportes que ayudan a regular los niveles de estrés.

  • Ejercicios de cardio: Montar en bicicleta o correr son los ejercicios físicos más frecuentes al momento de activar el sistema cardiaco. Según los expertos, cuando se practica alguna de estas actividades se quema calorías, pero también se mejora la tonicidad del cuerpo y mejora la salud del sistema respiratorio y el inmune. Además, también ayudan a liberar endorfinas y serotoninas, que son las hormonas de la felicidad y las cuales permiten un mejor estado de ánimo.
  • Natación: Este deporte es uno de los más recomendados para las personas que se están recuperando de una lesión o una dolencia. Los especialistas en salud aseguran que cuando el cuerpo se sumerge en el agua, las extremidades, articulaciones y grupos musculares se desestresan y se logra una mejor regulación de la respiración. Adicional a ello, este deporte incrementa la flexibilidad, elasticidad y fortalece los músculos, especialmente los de la espalda.
  • Yoga: A pesar de no ser considerado un deporte, es un ejercicio físico que genera múltiples beneficios para la salud física y mental. De acuerdo con los expertos, esta actividad ayuda a controlar de manera consciente la respiración y permite superar la ansiedad con mayor facilidad. Como tal, el yoga “mejora la coordinación, la concentración e incluso la digestión, además de ayudar a dormir mejor y estar más relajado durante el día. Perfecto para desconectar de un día ajetreado”.
  • Boxeo: El entrenamiento del boxeo es considerado, hasta el momento, como uno de los deportes más completos e intensos, ya que es una actividad aeróbica que genera el aumento de la masa muscular y permite obtener un mejor estado físico en menor tiempo. Además de ello, combate el estrés y ayuda a mejorar la salud del sistema inmunológico. Los expertos dicen que “es una buena opción para fortalecer la coordinación, porque implica manos y vista, y mejora nuestros reflejos. Se trabaja todo el cuerpo, de los pies a la cabeza, con lo cual también se mejora la velocidad mental y la toma de decisiones”.
  • Bailar: Esta actividad física ayuda a que los niveles de estrés caigan por completo y es una de las mejores opciones para las personas que no están acostumbradas a hacer alguna práctica deportiva con rigor. Bailar ayuda a mejora la salud cardiovascular, mejora el equilibrio y aumenta el rendimiento cognitivo. Con ello, varios científicos han demostrado que “las áreas del cerebro que controlan la memoria y las habilidades mejoran con el baile. También ayuda a mejorar el estado de ánimo, reduciendo el estrés y disminuyendo los síntomas de la ansiedad y la depresión, además de aumentar la autoestima”.

Síntomas para tomar acciones

De acuerdo con Medline Plus, existen diversos síntomas que se producen cuando una persona maneja unos niveles de estrés altos o continuos. Por ello, los relacionan en una publicación para que sean tenidos en cuenta.

  • Diarrea o estreñimiento
  • Mala memoria
  • Dolores y achaques frecuentes
  • Dolores de cabeza
  • Falta de energía o concentración
  • Problemas sexuales
  • Cuello o mandíbula rígidos
  • Cansancio
  • Problemas para dormir o dormir demasiado
  • Malestar de estómago
  • Uso de alcohol o drogas para relajarse
  • Pérdida o aumento de peso

Por otro lado, señalan que una persona que padece esta enfermedad también puede experimentar otros problemas de salud como:

  • Presión arterial alta
  • Insuficiencia cardíaca
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Depresión o ansiedad
  • Problemas de la piel, como acné o eczema
  • Problemas menstruales

Uno de los problemas más comunes son los relacionados con la piel, entre acné, ronchas o eczemas. El portal de la Clínica Subiza aseguró que el desarrollo de erupciones en la piel es un síntoma físico bastante frecuente cuando alguna persona padece de estrés. Cuando un individuo se estresa “los vasos sanguíneos se dilatan y “gotean” (mayor permeabilidad capilar) causando ronchas con un halo rojizo por todo el cuerpo, o bien edemas asimétricos en la piel, en este caso sobre todo en aquellas zonas de la piel más laxas, como por ejemplo en los párpados o los labios”.

Por otro lado, el portal mencionó algunos consejos para combatir el estrés. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Camerino, en Italia, concluye que la respiración profunda (diafragmática) es eficaz para conferir estados de relajación muy adecuados cuando las personas atraviesan por momentos de excitación y nerviosismo.