Los métodos de observación de la fertilidad tienen una efectividad de entre 76 % y 88 %. - Foto: cortesía

vida moderna

¿Existen métodos anticonceptivos que se puedan aplicar de forma natural?

Uno de los métodos anticonceptivos naturales consiste en abstenerse de la relación sexual en un periodo de tiempo (días fértiles).

Entre los métodos más conocidos y utilizados para no quedar en embarazo están las pastillas anticonceptivas, que contienen dos formas de hormonas artificiales denominadas estrógeno y progestina; ambas impiden que el ovario de una mujer libere un óvulo durante su ciclo menstrual.

De esta manera, se cambian los niveles de las hormonas naturales que el cuerpo produce. La progestina hace que la mucosidad alrededor del cuello uterino se vuelva espesa y pegajosa. Por lo tanto, impide que los espermatozoides entren al útero, según el portal Medline Plus.

Sin embargo, las píldoras y otras opciones de planificación hacen que el cuerpo produzca cambios hormonales muy fuertes, como la pérdida o ganancia de peso, desajuste de la menstruación, cólicos menstruales más fuertes, y los síntomas del síndrome premenstrual como irritabilidad, tristeza, impulsividad, alteraciones del sueño y dolor de cabeza, según el portal de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde.

Las pastillas y otras opciones de planificación hacen que el cuerpo produzca cambios hormonales muy fuertes. Foto: Thinkstock

Por esta razón, muchas mujeres prefieren los naturales, que consisten netamente en un buen conocimiento de la fertilidad. Si bien se basan en la observación de síntomas asociados a los procesos fisiológicos que dan lugar a la ovulación, y en la adaptación del acto sexual a las fases fértiles o infértiles del ciclo menstrual en función de que se desee o no una concepción, sin el uso de fármacos, o procedimientos quirúrgicos, según el portal Sanitas.

¿Es efectivo?

El centro de planificación familiar Planned Parenthood señala que la observación de la fertilidad tienen una efectividad de entre 76 y 88 %. Esto quiere decir que cada año, entre 12 y 24 de cada 100 parejas que usan métodos de observación de la fertilidad quedan en embarazo, dependiendo del que usen. Si se utilizan varios de estos al mismo tiempo, funcionan mucho mejor.

Aquí los métodos más utilizados expuestos por La universidad EAFIT de Colombia:

Método del moco cervical

  • Se basa en la identificación del moco cervical que es producido en el cuello uterino, durante los “días fértiles”, periodo en el cual se deben evitar las relaciones sexuales.
  • El moco cervical es elástico, claro y transparente (al estirarse entre los dedos parece un hilo).

Método del ritmo

Método de la temperatura basal corporal

  • Consiste en conocer los días fértiles de la mujer a través de los cambios de temperatura corporal, la cual se mide diariamente al despertar en la mañana.
  • Los días fértiles corresponden a los días de mayores grados de temperatura.
  • Hay que evitar mantener relaciones sexuales a partir del tercer día de la menstruación hasta después del tercer día consecutivo de temperatura corporal elevada.

Coito interrumpido

  • Consiste en retirar el pene de la vagina, previo a la eyaculación.
  • Su eficacia también es baja, debido a que los líquidos preeyaculatorios pueden contener espermatozoides que podrán fecundar el óvulo en días fértiles.
  • Es un método poco seguro ya que antes de la eyaculación se expulsan gotas cargadas de espermatozoides que pueden producir un embarazo. Puede conllevar un grado de insatisfacción sexual, según el portal Sanitas.

Sus ventajas:

  • Duración ilimitada.
  • Autonomía de terceros.
  • Carecen de efectos secundarios.
  • Bajo costo económico.

Sus inconvenientes:

  • Periodo largo de abstinencia sexual.
  • Baja eficacia.
  • No protegen de enfermedades de transmisión sexual.