vida moderna

¿Hay alguna cantidad de alcohol que beneficie al corazón? Esto dice la Federación Mundial de la Salud

La organización se basó en un estudio de la revista científica The Lancet.


Un nuevo informe de la Federación Mundial de la Salud desmintió totalmente la tan reiterada tesis de que tomar una copa de vino al día es bueno para la salud y para el funcionamiento del órgano más importante del cuerpo humano. En un resumen de la política pública difundido por este organismo se señala tajantemente que ninguna cantidad de alcohol beneficia al corazón.

La presidenta del comité que elaboró el informe, Beatriz Champagne, fue quien lanzó la advertencia el pasado 20 de enero. Según explicó, decidieron que es imperativo hablar sobre el alcohol y los daños a la salud, así como los daños sociales y económicos, “porque hay una sensación en la población en general, e incluso entre profesionales de la salud, que es bueno para el corazón”.

“No lo es. Y la evidencia ha demostrado cada vez más que no existe un nivel de consumo de alcohol que sea seguro para la salud”, sentenció Champagne, citada por el portal de noticias CNN en Español.

En el plan de acción mundial para la prevención y control de enfermedades, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide una reducción relativa del 10 % en el uso per cápita de alcohol entre 2013-2030.

El informe de la Federación Mundial de la Salud precisa que “contrariamente a la opinión popular, el alcohol no es bueno para el corazón. Esto contradice directamente el mensaje común durante las últimas tres décadas de algunos investigadores, la industria y los medios de comunicación, que afirman que el alcohol prolonga la vida, principalmente reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares”.

Para dar un ejemplo, la organización de salud explica que el uso de vino tinto ha sido promovido a través de diversas dietas como “bebida saludable para el corazón”, cuando realmente no es sano. Sin embargo, argumentan que la presencia de resveratrol en el vino ha sido conocido por sus características cardioprotectoras en bebedores leves a moderados. “Hoy son múltiples las razones por las que la creencia de que el alcohol es bueno para la salud cardiovascular ya no es aceptable”, reiteran.

La directriz de la Federación Mundial de Salud se basó en la investigación Consumo de alcohol y carga para 195 países y territorios, 1990–2016: un análisis sistemático para el Estudio de carga mundial de morbilidad 2016, el cual fue publicado en el año 2018 por la revista científica The Lancet.

Este estudio concluye que “el consumo de alcohol es uno de los principales factores de riesgo de muerte y discapacidad, pero su asociación general con la salud sigue siendo compleja, dados los posibles efectos protectores del consumo moderado de alcohol en algunas afecciones”.

Los investigadores de The Lancet realizaron el estudio de la carga mundial de enfermedades, lesiones y factores de riesgo de 2016, generaron estimaciones mejoradas del consumo de alcohol, las muertes atribuibles al alcohol y los años de vida ajustados por discapacidad para 195 lugares desde 1990 hasta 2016, para ambos sexos y para grupos de edad de 5 años entre 15 años y 95 años.

Ante el anuncio de la Federación Mundial del Corazón, las críticas de algunos expertos médicos no se hicieron esperar. Emmanuela Gakidou, profesora del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington dijo a CNN que dado que el informe solo hace referencia al documento de The Lancet, para ella “es realmente extraño que su conclusión sea que ninguna cantidad de alcohol es buena para el corazón”, señaló Gakidou, quien realiza una investigación que recopila datos mundiales sobre muerte prematura y discapacidad en más de 300 enfermedades.

“Según mi trabajo en Estimación de la Carga Global de Enfermedades, que reúne toda la evidencia disponible hasta la fecha, la afirmación de la Federación Nacional del Corazón, no tiene el respaldo de la evidencia científica actualmente disponible”, añadió Gakidou.

Por su parte, la Asociación Estadounidense del Corazón, que es miembro de la federación, sostiene que “la moderación es clave” cuando se trata de alcohol. Y esta se define como no más de un trago al día para las mujeres y dos para los hombres.

Un dato importante es que el encargado de descomponer y eliminar el alcohol en el organismo es el hígado. Este órgano tarda una hora en procesar ocho gramos de alcohol (medio vaso de vino o media botella de cerveza clara).