vida moderna

Hormigueo en manos al dormir, ¿por qué ocurre?

Una de las causas más comunes de esta sensación es la compresión de los nervios de esa zona del cuerpo.


Cuando llega el momento de ir a la cama para descansar luego de un día cotidiano, es frecuente que algunas personas sientan cosquilleo o adormecimiento en las manos; en ocasiones, esta sensación llega a ser tan molesta que dificulta un buen descanso.

Sin embargo, a pesar de que sean sensaciones frecuentes en las personas, no significa que sea normal. Despertar en medio de la noche luego de sentir una especie de descarga eléctrica en las manos inicialmente no representa mayor peligro, pero es importante conocer las diversas causas de dichas sensaciones.

Algunas de las causas más comunes de esta sensación son la compresión de los nervios de esta región, problemas circulatorios, procesos inflamatorios, abuso de bebidas alcohólicas, así como enfermedades más serias como la diabetes, un accidente cerebrovascular, la esclerosis múltiple o un infarto, según el portal especializado en salud TuSaudé.

Tanto el cosquilleo como el adormecimiento se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, pero las zonas más frecuentes son las extremidades (brazos y pernas). Según indica la Clínica Mayo, algunas de las razones por las que se presenta adormecimiento de las manos en la noche son falta de vitaminas, lesiones o malas posturas.

Sistema nervioso central - esclerosis múltiple
Una de las más frecuentes del hormigueo en las manos es el atrapamiento de un nervio en alguna zona de su trayecto hacia la mano. - Foto: Getty Images

El adormecimiento de alguna zona del cuerpo como las manos tiene el nombre de parestesia, así lo explica el portal Saber Vivir TV.

“Entre las muchas causas de la parestesia (adormecimiento), una de las más frecuentes es el atrapamiento de un nervio en alguna zona de su trayecto hacia la mano. Y en función de en qué parte se produzca esta lesión, puede tratarse de alguna de las siguientes patologías”, señala.

La falta de vitamina B12, el consumo de ciertos medicamentos, el daño o presión en un nervio de la mano y muñeca, permanecer mucho tiempo en una postura similar, lesión leve en las manos, pueden ser algunas razones, según la Clínica Mayo.

Además, expone otras posibles razones como lesiones en el cuello (estas pueden provocar un entumecimiento en dedos, manos o brazo), retención de líquidos, tareas cotidianas que impliquen flexionar y extender las muñecas, así como hacer mucha fuerza o manipular herramientas que vibren o ejerzan presión.

Consultar a un médico es la principal medida de prevención para reducir el riesgo de padecer una enfermedad.
Si el adormecimiento en las manos se vuelve cotidiano, se debe consultar con el profesional de la salud. - Foto: Getty Images

¿Cuándo visitar al médico?

Si la sensación de adormecimiento o cosquilleo en las manos es normal cuando se presenta de manera poco frecuente, es necesario señalar que si la molestia llega a hacer parte de la cotidianidad nocturna, se debe considerar consultar con el profesional de la salud.

Además de presentar un problema más complejo de muñeca, una de las señales puede ser la fácil caída de objetos que se tienen agarrados con las manos, así como la generación de gran dolor al realizar algunos movimientos, explica Mejor Con Salud en su plataforma web.

“Para poder saber si el problema de que las manos se duerman por la noche es por una afección nerviosa, tenemos que visitar a un médico. Es imprescindible saber la zona exacta del dolor o la molestia”, explica.

Ejercicios de prevención

Con el fin de evitar la aparición de la sensación de hormigueo o adormecimiento de las manos, existen ejercicios que recomiendan los expertos; según Mejor Con Salud, estos ejercicios ayudarán a que el túnel carpiano no esté tan tensionado y pueda descansar.

  • Tomar un balón de goma pequeño en la palma de la mano; se consiguen en jugueterías o en tiendas para mascotas.
  • Cerrar los dedos y ejercer presión.
  • Repetir varias veces, sosteniendo la presión algunos segundos antes de volver a la posición inicial.

Lo ideal es intentar realizar los ejercicios por lo menos una vez al día, aparte de ayudar a prevenir el adormecimiento, estos ejercicios pueden funcionar como pausa activa o pasatiempo. Es importante recordar que ante la aparición reiterativa del hormigueo y adormecimiento de las manos se debe consultar con el médico.