vida moderna

Infusión de manzanilla: así se puede utilizar como un limpiador facial casero

La piel es uno de los órganos en los que más puede notarse el cambio por el envejecimiento.


El cuidado de la piel del rostro hace parte de la rutina de muchas personas en el mundo, ya que con el pasar de los años el aspecto cambia, pero un buen cuidado de la piel podría prevenir el envejecimiento prematuro.

Por ello, los expertos del cuidado de la piel recomiendan limpiar la piel del rostro, pues con esto se eliminan impurezas, y este proceso se debe realizar en las mañanas y en las noches.

Así las cosas, el portal GastroLab reveló que la infusión de manzanilla es ideal para utilizarla como un limpiador facial casero, ya esta planta tienen propiedades de limpieza y para obtener los beneficios se deben hervir dos tazas de agua y cuando lleguen al punto de ebullición se agregan tres cucharadas de manzanilla. Después, se deja reposar por diez minutos. Finalmente, se introduce en la nevera y se espera a que la infusión de enfría para finalmente untar algodones con la mezcla y limpiar el rostro, pero para ver los resultados es importante tener constancia.

No obstante, es importante señalar que de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la manzanilla es posiblemente segura cuando se aplica en la piel, pero algunas personas pueden tener reacciones alérgicas, causando picazón en la piel roja, por ello lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, el portal de salud Kidshealth recomendó lavarse la cara con agua tibia y un jabón suave fabricado específicamente para cada tipo de piel, realizando suaves masajes circulares. Además, es importante no frotarse la cara y tampoco lavársela, ya que se puede irritar.

Adicional, después de la limpieza, la Academia Americana de Dermatología (AAD) recomienda aplicar una loción de venta sin receta médica que contenga peróxido de benzoilo.

Sobre la misma línea, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, reveló que la piel debe tratarse con suavidad y por ello se debe:

  • Limitar la duración del baño. El agua caliente y las duchas o baños prolongados eliminan los aceites naturales de la piel y es mejor usar agua tibia en lugar de agua caliente.
  • Evitar los jabones fuertes. Los jabones y detergentes fuertes pueden eliminar los aceites naturales de la piel. Por ello, lo recomendable es usar limpiadores suaves.
  • Secarse con golpecitos. Después de lavarse el rostro o del baño, hay que secarse la piel suavemente con una toalla dando pequeños toques para que quede algo de humedad en la piel. Además, es importante utilizar una toalla que sea de uso exclusivo para el rostro.
  • Humectar la piel seca. Si se tiene piel seca, usar un humectante que se adapte al tipo de piel es ideal y en especial que sea para el uso diario. Además, es recomendable que contenga factor de protección solar y la American Academy of Dermatology (Academia Estadounidense de Dermatología) recomienda emplear un protector solar de amplio espectro con SPF de 30 o más.

De otro lado, hay otras recomendaciones que son relevantes para el cuidado de la piel, como realizar alguna actividad física. Por ello, el Grupo Sanitas de España informó que “la elasticidad y la tonificación de la piel se pierden con la edad, pero se puede mantener la firmeza de la piel haciendo ejercicio físico regularmente y un ejercicio moderado como el yoga puede ser tan beneficioso como el más vigoroso ejercicio muscular”.