vida moderna

El té que ayuda a rejuvenecer la piel

El consumo de esta bebida debe ser complementado con una rutina de belleza diaria.


La piel es el único órgano que está en contacto frecuente con el exterior, lo que provoca que los signos de la edad se expresen mayoritariamente en ella, el órgano más grande que tiene el cuerpo humano. Esto sucede porque entre sus funciones está proteger al organismo de factores externos como bacterias.

Además, la piel es la encargada de proteger el cuerpo de agentes externos como el calor, el frío o, incluso, algunos virus. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estado Unidos, la coloración o manchas también pueden deberse a “la exposición al sol u otras fuentes de luz ultravioleta, o causas desconocidas”.

Diversas técnicas se han creado para lucir una piel tersa, humectada y rejuvenecida. El estado de la piel puede reflejar tanto la salud física como la mental, pues los cambios que tenga en cuanto a color o textura pueden avisar de enfermedades internas.

Sin embargo, con el paso de los años es inevitable la aparición de arrugas y es entonces cuando empiezan a ser importantes dichos procedimientos que ayuden a regenerar las células de la dermis. Es decir, que aún con tratamientos o remedios es inevitable el paso de los años.

Una de las alternativas para ayudar a mantener la piel en buenas condiciones es consumir algunos alimentos. Por ejemplo, el portal especializado en belleza Vogue informó que el ingerir té blanco provee al organismo antioxidantes que ayudan a proteger la piel.

Así mismo, la ingesta de este té previene el envejecimiento prematuro gracias a su alta composición de polifenoles, que le otorgan propiedades rejuvenecedoras. También, “contribuye a la formación de colágeno y de elastina, dos de las proteínas esenciales de la epidermis”, explica el medio.

De igual forma, el consumo de té blanco puede contribuir a cicatrizar y reparar los tejidos de la piel que, por alguna razón, han sufrido daños. Además, “protege a la piel de los rayos UV”.

El portal Tua Saúde comparte una receta sencilla para aprovechar los beneficios de la planta Camellia Sinensis, empleada para realizar infusiones y tés como el blanco.

Lo único que se debe hacer es calentar una taza de agua, hasta que hierva. Luego se retira el líquido del fuego y se sirve en un vaso, allí se añaden dos cucharadas de la hoja de la planta de té. Esta preparación se debe dejar reposar durante cinco minutos, mientras se infusiona la planta.

Con respecto a las cantidades recomendadas, el referido portal, aconseja tomar entre dos y tres tazas al día, sin endulzarlas.

Además del té blanco, existen otras infusiones que ayudan con la salud de la piel. Algunas de ellas, son:

1. Té verde: esta bebida cuenta con propiedades que ayudan a evitar el envejecimiento prematuro; además, es una de las infusiones más usadas por las mujeres japonesas para lucir jóvenes.

2. Mate: esta infusión cuidará la piel de los radicales libres, dándole suavidad y equilibrando el tono de la piel.

3. Té de menta: esta infusión al ser refrescante también cumple la misma función en la piel. “Ayuda a eliminar arrugas y líneas de expresión en la boca y contorno de ojos”, explica el medio Panorama.

4. Té de manzanilla: tiene propiedades que ayudan a rellenar las arrugas, evitando su propagación en especial en la zona de la boca y los ojos.

Cabe resaltar que antes de consumir cualquiera de las bebidas anteriores se debe consultar con un especialista para evitar irritaciones en la epidermis o alterar tratamientos que se estén llevando a cabo para cualquier otro órgano del cuerpo.