Esta fruta contiene vitamina C.
Esta fruta contiene vitamina C. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Kiwi: así se puede usar para combatir el estreñimiento

Los malos hábitos alimenticios pueden provocar diferentes problemas estomacales.

El estreñimiento es una de las sintomatologías que caracterizan el estado de un colón irritable, lo que hace que se disminuya la calidad de vida de muchos de los pacientes que sufren de esta afección. Sin embargo, el consumo de algunas frutas ayuda a mejorar el movimiento intestinal por su efecto laxante, aliviando las molestias en gran medida.

La papaya, las naranjas y las ciruelas son excelentes opciones para combatir el estreñimiento por la gran cantidad de fibra que contienen, lo que acelera el tránsito intestinal; además, son ricas en agua, un elemento clave que ayuda en la formación del bolo fecal.

Para que cumplan su función, estas frutas deben ser consumidas a diario, preferiblemente con cáscara, pudiendo incluirlas tanto en el desayuno como en las meriendas, el almuerzo y la cena. También pueden ser utilizadas en algunas preparaciones culinarias, como ensaladas, salsas, paletas de helado o helados naturales.

Cabe incluir que el consumo de agua es vital, no solo para hidratar el cuerpo, sino que esta contribuye en la digestión porque ablanda las heces. Asimismo, en diferentes estudios se ha constatado que el consumo de sal marina con agua puede contribuir en esta afección que dificulta la evacuación.

De igual manera, es oportuno resaltar que la sección Nutrición del portal Mundo Deportivo menciona que otra fruta como el kiwi ayuda a contrarrestar y combatir las molestias generadas por el estreñimiento.

El kiwi destaca por ser rico en vitamina C y en una enzima llamada actidina, la cual ayuda a mejorar la digestión. Y, aunque lo más común es comer kiwi sin la piel o cáscara, lo más recomendable es consumirlo en su propio estado para poder aprovechar todos sus nutrientes y que sea beneficioso para el estreñimiento.

Licuado de papaya para mejorar la digestión

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explicó que el tiempo de digestión varía entre los individuos y entre hombres y mujeres, pero después de comer, los alimentos tardan aproximadamente de seis a ocho horas en pasar por el estómago y el intestino delgado.

Asimismo, indicó que los alimentos entran en el intestino grueso (colon) para una mayor digestión, absorción de agua y, finalmente, eliminación de los alimentos no digeridos y la comida tarda unas 36 horas en moverse por todo el colon.

Por ello, el portal Mui Kitchen reveló que el batido de papaya con semillas de chía ayuda a mejorar la digestión. La papaya es rica en “fibras y en agua que hidratan y aumentan el volumen de las heces, facilitando su salida y ayudando a combatir el estreñimiento”, de acuerdo con el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde.

Adicionalmente, el portal explicó que las semillas de chía “aumentan los movimientos intestinales, evitando el estreñimiento, pero para que tengan este efecto se deben consumir las semillas debidamente hidratadas, de lo contrario, las semillas pueden perjudicar la función intestinal, aumentando el riesgo de colitis, por ejemplo”.

Así las cosas, para obtener los beneficios se debe licuar dos tazas de papaya con una cucharada de semillas de chía y media taza de agua, pero es importante hidratar las semillas por diez minutos antes de procesarlas.

Información nutricional por 100 gr. de papaya

  • Agua: 90,40 %
  • Calorías: 35,01 Kcal
  • Proteínas: 0,50 g
  • Grasas: 0,09 g
  • Carbohidratos: 7,10 g
  • Fibra: 1,90 g
  • Calcio: 21,00 mg
  • Hierro: 0,42 mg
  • Magnesio: 11,00 mg
  • Fósforo: 13,00 mg
  • Potasio: 200,00 mg
  • Vitamina A: 152,50 ug
  • Vitamina B3: 0,41 mg
  • Vitamina C: 80,00 ug