Las naranjas y las fresas pueden ayudar a fortalecer el sistema respiratorio. Foto: Getty Images. Montaje SEMANA.
Las naranjas y las fresas pueden ayudar a fortalecer el sistema respiratorio. Foto: Getty Images. Montaje SEMANA. - Foto: Foto: Getty Images. Montaje SEMANA.

vida moderna

La fruta que ayuda a fortalecer los pulmones de manera natural

Expertos aconsejan evitar hábitos como fumar.

Los pulmones son los órganos encargados de tomar el oxígeno del aire y eliminar el dióxido de carbono. A este proceso se le llama intercambio de gases y es una función fundamental en la vida del ser humano, por esta razón es fundamental el cuidado de estos órganos y la alimentación juega un papel importante.

Según el portal Nhlbi, los pulmones son el centro del sistema respiratorio. El sistema respiratorio también lo conforman: la tráquea, los músculos de la pared torácica y el diafragma, los vasos sanguíneos y otros tejidos. Todas esas órganos facilitan la respiración y el intercambio de gases.

Los expertos aconsejan llevar un estilo de vida saludable, hacer actividad física y no fumar, para evitar la aparición de lesiones y enfermedades pulmonares.

Para cuidar los pulmones los especialistas sugieren llevar un estilo de vida saludable, que incluya una dieta balanceada y realizar alguna actividad física de manera regular. Acerca de la alimentación, existen ciertas frutas que contienen propiedades que ayudan a mantener estos órganos vitales en buen estado.

Naranjas

Los frutos cítricos destacan por su contenido de vitamina C, entre ellos está la naranja que es rica en antioxidante que ayuda a prevenir el daño de los radicales libres y, así, evitar que se desarrolle la inflamación pulmonar.

Un estudio que fue publicado en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine destaca que los efectos pueden tener el potencial para proteger contra la lesión oxidativa en las enfermedades pulmonares, aunque los científicos advierten que falta más evaluaciones para determinarlo con seguridad.

Una buena opción es incluir naranjas, ya que su consumo ayuda para la defensa del sistema respiratorio. Además, se dice que la ingesta de estas fruta sirve para tratar la tos matutina como la tos crónica en las personas que fuman.

Aguacate

Para nadie es un secreto que el aguacate está en el listado de los alimentos más beneficiosos para la salud. Esta fruta es rica en grasas ‘buenas’. Respecto a la salud de los pulmones, una entrada de Lung Health Institute indica que incluir este alimento en el desayuno ayuda a reducir la inflamación y favorece el bienestar de estos órganos.

Melón

El melón cantalupo está compuesto por vitaminas A y C, las cuales sirven para mejorar el funcionamiento del sistema inmunitario y el fortalece el sistema pulmonar. Según una publicación de la revista Nutrients, la vitamina A es esencial, entre otras funciones, como proteger al cuerpo frente a microbios que causan enfermedades.

Arándanos

Los arándanos se han convertido en frutos muy populares por su alto contenido de nutrientes y los efectos positivos que estos representan para la salud en general. Un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition indica que la ingesta de este “podría estar asociada a una tasa más lenta de disminución de la función pulmonar”, así lo cita el portal Mejor con salud.

Otros consejos para cuidar los pulmones

La hidratación es vital para mantener la buena salud de los pulmones. La deshidratación se considera un factor de riesgo de enfermedades respiratorias, como el asma y la bronquitis crónica, así lo destaca el sitio web Saber vivir.

Evitar el sobrepeso es otra recomendación de los expertos, pues esta condición dificulta el trabajo de los pulmones. El exceso de grasa se acumula sobre todo en la zona abdominal es la peor, de acuerdo a los especialistas, pues con esta parte inflamada se dificulta la respiración porque eleva el diafragma, que aprieta la caja torácica y limita la función pulmonar.

El El ejercicio aeróbico es indispensable para fortalecer los pulmones y ganar capacidad respiratoria. Lo ideal es realizar 30 minutos diarios de actividad física por cinco días a la semana.