El tomillo suele usarse como condimento para potenciar el sabor de la comida. - Foto: Getty Images
Se utiliza contra los hongos de la piel y para fortalecer el cuero cabelludo, frenando la caída del cabello. - Foto: Foto GettyImages.

vida moderna

La hierba que fortalece el cabello, los dientes y los huesos

Esta planta es una excelente fuente de hierro para la salud y también ayuda a transportar oxígeno y contribuye en la formación de glóbulos rojos.

El tomillo aunque es una planta es muy utilizada en la cocina tradicional, pocos saben que puede ser un gran aliado para la salud en general.

En concreto, es una hierba rica en calcio y fósforo, que son nutrientes muy beneficiosos para el mantenimiento de huesos y dientes, e incluso, del cabello, según el portal Nutrición y Forma.

Además, el tomillo es una excelente fuente de hierro para la salud y también ayuda a transportar oxígeno y contribuye en la formación de glóbulos rojos. Por esta razón, permite la fabricación de nuevas células, hormonas y neurotransmisores, según el portal Mejor con Salud.

De hecho, los tópicos que contiene favorecen la circulación sanguínea en zonas con espasmos e inflamaciones, disminuyendo las mismas de forma efectiva, siendo eficaz para desinflamar zonas articulares y musculares.

Por otra parte, en loción o en decocción, se utiliza contra los hongos de la piel y para fortalecer el cuero cabelludo, frenando la caída del cabello, según el portal de salud Cuerpo y Mente.

La inestabilidad de la rodilla se origina cuando uno de sus soportes falla, impidiendo que los huesos se mantengan apretados en la posición adecuada. Foto: Getty Images.
El tomillo es eficaz para desinflamar zonas articulares y musculares. - Foto: Foto: Getty Images.

Té de tomillo

El consumo del tomillo y el romero en infusiones resulta ser beneficioso, no solo para la memoria, sino también para el sistema inmune y podría ayudar a regenerar algunos cartílagos desgastados.

Junto con el romero, esta planta medicinal puede prevenir la osteoporosis.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de tomillo.
  • 1 cucharada de romero.
  • 1 cucharada de menta o hierbabuena.
  • 1 cucharada de salvia.
  • 1 litro de agua.

Preparación:

  • Hervir el agua y colocar todas las hierbas adentro (recomendado usar hierbas frescas, ya que son más efectivas que las hierbas secas).
  • Luego, mantener el hervor durante 5 minutos y después retirar del fuego y dejar reposar durante 15 minutos con la olla cubierta.
  • Colar la infusión y mantener refrigerado.

Otros beneficios

Para el sistema inmune

  • Alivia los síntomas del catarro, la gripe, y otras afecciones respiratorias y alérgicas, tanto en infusión como en vahos de tomillo.

Dolores fuertes

Calmante

  • La infusión de tomillo también tiene un efecto sobre la psique, teniendo un efecto relajante que permite rebajar el nivel de activación, la tensión y la ansiedad.
  • Además, también reduce la tensión arterial.

Propiedades antisépticas y cicatrizantes

  • Gracias a sus múltiples componentes, tiene un importante efecto antiséptico, por eso, suele emplearse su infusión vertida sobre paños o gasas para ayudar a limpiar y desinfectar heridas cutáneas o incluso oculares, según el portal Psicología y Mente, en su sección de salud.
  • Además, ayuda a la cicatrización, favoreciendo la recuperación de lesiones.

Facilita la digestión

  • Esta planta se puede usar en gastroenteritis o en el síndrome del colon irritable, tanto en infusión como en jarabe. También alivia la hinchazón abdominal y evita los gases.
  • Incluso, en caso de intoxicación alimentaria, puede restaurar el funcionamiento de la vesícula y el hígado. Además, favorece la eliminación de parásitos intestinales como las lombrices.

Es diurético

  • El tomillo es un elemento diurético que facilita la micción, algo que a su vez facilita la eliminación de elementos nocivos a través de la orina y dificulta infecciones en el sistema genitourinario.

Recomendación: Aunque es una planta segura, uno de los elementos del aceite esencial de tomillo, la tuyona, puede tener efectos tóxicos sobre el hígado y los riñones. El abuso de dosis, sobre todo en forma de colutorio, puede aumentar en exceso el nivel de hormonas tiroideas.