vida moderna

La hierba que ayuda a aliviar el dolor de muela: así se puede preparar

Se debe consultar a un odontólogo antes de aplicar cualquier remedio.


El jengibre es utilizado para la preparación de diferentes remedios caseros. Algunos para ocultar las canas, otros para desinflamar, para los síntomas de la gripa como la tos, entre otros. Lo cierto es que este alimento aporta beneficios para la salud. Sin embargo, antes de consumirlo se debe recibir la asesoría de un médico.

En el estudio Efectos antioxidantes y antiinflamatorios del jengibre en la salud y la actividad física: revisión de la evidencia actual, que se encuentra en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, expertos señalan algunos de los beneficios del jengibre relacionados con varios malestares.

“Como resultado del efecto antiinflamatorio del jengibre, puede reducir el dolor muscular después de una intensa actividad física. Del mismo modo, el potencial anticancerígeno del jengibre está bien documentado y sus ingredientes funcionales como gingeroles, shogaol y paradoles son ingredientes valiosos que pueden prevenir varios tipos de cáncer, angiogénesis y metástasis, inducción de apoptosis e inhibición de la progresión del ciclo celular. Además de estos, mejora los trastornos cardiovasculares, la diabetes mellitus y la salud gastrointestinal”, dice el documento.

El portal web Mejor con Salud añade que la infusión de jengibre puede ayudar a aliviar el dolor de muelas. Para esto se debe masticar una rodaja de este alimento o tomando una infusión.

¿Cómo preparar el té de jengibre?

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharada de jengibre picado (10 g).
  • Jugo de limón.
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g) (o edulcorante de tu preferencia).

Preparación

  • Calentar el agua y esperar a que llegue a su punto de ebullición.
  • Apagar el fuego y retirar la olla.
  • Añadir la cucharada de jengibre.
  • Dejar reposar por varios minutos.
  • Añadir los demás ingredientes. Revolver muy bien.
  • Servir y consumir.
  • Antes de tomar esta bebida se recomienda consultar con un odontólogo.

Consumo excesivo de jengibre

La cantidad recomendada diaria de jengibre para un adulto son 4 gramos. El consumo en exceso de esta planta puede ser perjudicial para la salud. Según indica El Universo algunas de las contraindicaciones incluyen:

  • Náuseas.
  • Ardor estomacal y gases excesivos.
  • Arritmias del corazón.
  • Irritación bucal y de garganta.
  • Diarrea.

Otra de las consecuencias de consumir jengibre en exceso está relacionada con la salud renal. “Consumir con frecuencia esta planta está contraindicado para las personas con enfermedades del riñón, mujeres embarazadas o amamantando, o quienes van a someterse a una cirugía pronto”, explica El Universo.

Dolor de muela

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, las caries son unas de las principales causas del dolor de muela. Esto ocurre porque las bacterias que habitan la boca prosperan con los azúcares que se comen. Luego, forman una placa en los dientes, que se ve a simple vista por su color negro.

Según explica MedlinePlus el dolor de muela puede ocurrir por varios factores, que incluyen:

  • Absceso dental.
  • Dolor de oído.
  • Lesión en la mandíbula o la boca.
  • Ataque cardíaco (puede comprender dolor mandibular, dolor de cuello o dolor de muelas).
  • Sinusitis.
  • Caries dental.
  • Trauma al diente, como desgaste, lesión o fractura.

Primeros auxilios para un dolor de muela

Los expertos de Mayo Clinic brindan algunos consejos para el dolor de muelas mientras se ve a un odontólogo:

  1. Enjuagar la boca con agua tibia.
  2. Utilizar hilo dental para remover los restos de comida o placa que esté atascada entre los dientes.
  3. Tomar un analgésico de venta libre para aliviar el dolor. Es importante tener en cuenta que ningún analgésico o medicamento debe ser aplicado directamente en la encía.
  4. En caso de que el dolor de muela sea causado por un traumatismo en el diente, se puede aplicar una compresa fría en la parte exterior, en el cachete. No se debe poner directamente en la muela o en la encía.