salud

La hierba que ayuda a calmar los nervios y combatir la ansiedad

Permanecer en un estado de nerviosismo y ansiedad puede acarrear problemas de salud.


El nerviosismo normalmente se genera por hechos concretos a los cuales se tiene que enfrentar una persona en su día a día. Por ejemplo, presentar un examen, hablar en público o asistir a una entrevista de trabajo.

A veces cuando una persona presenta un estado de nerviosismo puede confundirlo con ansiedad; sin embargo, son cosas diferentes, porque mientras los nervios permiten adaptarse a una situación, la ansiedad puede llegar a ser limitante y en ocasiones desproporcionada frente al estímulo que la genera.

Cuando una persona siente nervios su origen es externo; mientras que en el caso de la ansiedad los factores son internos como, por ejemplo, preocupación, anticipación de eventos improbables, pensamientos negativos, fatiga y hasta dificultad para concentrarse, entre otros.

Aunque hay diferencias, lo cierto es que los dos padecimientos pueden resultar molestos y por ello encontrar salidas que ayuden a controlarlos es determinante. Una de las posibilidades es recurrir a remedios caseros y las hierbas pueden ser una buena opción, aunque es importante tener claro que estos no sustituyen los tratamientos médicos en caso de que se requieran.

Una de esas plantas medicinales que puede ayudar es la albahaca, que si bien se le reconoce por sus usos en la gastronomía, también en la cultura popular la recomiendan para equilibrar el sistema nervioso. Sus hojas y aceites esenciales actúan como relajantes en el organismo y combaten el estrés, la ansiedad y los nervios, según información del portal Mejor con Salud. Se pueden consumir, de acuerdo con la citada fuente dos o tres tazas de infusión de albahaca al día.

comerse las uñas, ansiedad, estrés, miedo, problema
Los nervios y la ansiedad pueden controlarse con trucos caseros. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Información del portal Gastrolab, de México, asegura que esta planta es buena para hacerle frente al estrés, ya que “consumirla en cantidades pequeñas puede ayudar a detener la producción excesiva de cortisol, la hormona del estrés, pero también ayuda a incrementar la segregación de endorfinas, lo que es ideal para que la persona se relaje y se sienta más tranquila”.

Otras plantas que, según Mejor con salud, podrían ser beneficiosas para controlar los nervios y mejorar los estados de ansiedad son: la pasiflora, de la cual se dice que estimula la relajación de los músculos; el ginseng, que ha sido utilizado en la medicina tradicional china para calmar los nervios y controlar los trastornos emocionales y la valeriana a la que se le atribuyen efectos tranquilizantes que mejoran el estado de ánimo y ayudan a conciliar el sueño.

Consejos para enfrentar estos trastornos

El psicólogo Cristian Toribio, en un artículo publicado en el diario Huffington Post brinda algunos consejos que pueden resultar útiles para controlar los nervios y la ansiedad.

Uno de ellos es aprender a respirar de forma correcta pues, según indica, cuando una persona está nerviosa respira más rápido, lo que hace que se dificulte la inhalación, lo que trae como consecuencia que el cerebro aumente el nivel de alerta al detectar una respiración agitada.

Por esta razón, es importante aprender a controlar la respiración y una de las formas de hacerlo es muy lentamente contando hasta cinco para luego exhalar el aire también de manera lenta y pausada realizando el mismo conteo.

Según las Naciones Unidas, el yoga redujo el estrés durante el aislamiento por el Covid-19.
Practicar actividades como el yoga puede ayudar a reducir los nervios y la ansiedad. - Foto: Getty Images

Otro consejo es meditar a diario. Según el especialista, la meditación debe convertirse en una técnica constante para realizar cada día aunque las personas no se sientan nerviosas. También es importante, precisa la publicación, aprender a cuestionar los pensamientos.

“Nuestra mente funciona mucho más rápido cuando estamos nerviosos. Sin embargo esto no significa que sea mucho más productiva o eficiente, todo lo contrario, ante un estado de nervios nuestra mente tiende a desbocarse y a tener todo tipo de ideas por irreales que puedan resultar”, asegura Toribio, para quien una manera de calmar la mente consiste en cuestionar la veracidad de los pensamientos.

Por último, practicar algún deporte también ayuda. Al igual que ocurre con la meditación, el ejercicio físico debe convertirse en una actividad frecuente independientemente del estado de nervios en el que las personas se encuentren. Cuando se realiza actividad física el cuerpo produce endorfinas que son unos neurotransmisores que facilitan que disminuya la tensión y provocan sensaciones de felicidad y satisfacción.