Tendencias
Estrés, nervios, emocional, ansiedad
Los nervios pueden estar asociados a situaciones específicas, pero, si perduran en el tiempo, se debe consultar a un especialista. - Foto: Getty Images

vida moderna

Nervios: infusión de cáscara de mandarina y valeriana para calmarlos

Si la sensación de nervios no calma con los días, es necesario consultar con un especialista para que diagnostique el problema.

En ocasiones, las personas se deben enfrentar a situaciones difíciles o retadoras que los ponen nerviosos. Sudar en exceso durante una entrevista, no poder hablar en una cita con alguien o no sentir el cuerpo a causa de los nervios es una sensación que ha experimentado más de una persona.

Este problema mental se define por su naturaleza temporal y a menudo estrechamente relacionado con agotamiento emocional, exceso de trabajo, falta de sueño y otros factores de estrés. Muchas personas logran controlar esta sensación, pero otras deben enfrentarse a una crisis nerviosa.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, una crisis nerviosa no siempre es producto de una enfermedad mental, pero sí puede indicar la existencia de una de dichas enfermedades como ansiedad o depresión.

La crisis de nervios puede durar horas o semanas y, según la entidad, los signos pueden variar de una persona a otra y sus comportamientos tienden a cambiar. Por ejemplo, quienes pasan por este momento evitan con mayor frecuencia los compromisos sociales y tienen problemas para conciliar el sueño o comer.

Además de los mencionados, otros síntomas que pueden experimentar las personas que pasan por una crisis nerviosa son irritabilidad, comportamientos errados o extraños, fatiga, vómito, sudoración, sensación de ahogo, taquicardia, entre otras.

Existen múltiples formas de controlar los nervios. La primera, es consultar a un especialista que tenga en cuenta el entorno y las comorbilidades de cada persona para recetar el tratamiento adecuado para cada quien.

La segunda, es preguntar al especialista por productos naturales a los cuales sea posible recurrir para aminorar esta afección y que, de este modo, no afecte el diario vivir de quien los sufre.

Por ejemplo, el portal especializado Mejor con Salud explicó que es posible acudir a una infusión a base de valeriana y cáscara de mandarina, pues la mezcla de estos productos puede contribuir a regular el funcionamiento del sistema nervioso en medio de una crisis de nervios o ansiedad.

Los ingredientes necesarios para preparar esta bebida, son: una taza de agua (250 ml), la cáscara de una mandarina, media cucharada de valeriana (5 g) y media cucharada de manzanilla (5 g).

Procedimiento:

1. En una olla, poner el agua y la cáscara de mandarina.

2. Llevar la olla al fuego y cuando comience a hervir, agregar la valeriana.

3. Bajar un poco la llama y añadir la manzanilla.

4. Tapar la olla y esperar a que se cocine todo por tres minutos más.

5. Pasado el tiempo, sacar del fuego y esperar a repose un poco.

6. Colar y consumir media hora antes de acostarse.

7. Repetir el consumo cuando se considere necesario.

Además de la infusión mencionada, puede ser necesario intentar diferentes cosas hasta descubrir qué funciona mejor para calmar los nervios. La alimentación puede ser uno de estos factores a considerar.

Con respecto a lo anterior, el portal especializado Tua Saúde listó algunos productos que pueden ser incluidos a la dieta. Estos regulan la flora intestinal, lo que “se encuentra directamente relacionada con la salud mental”:

  • Magnesio: este mineral tiene un papel fundamental en la obtención de serotonina (hormona de la felicidad) a partir del triptófano. De ahí que se diga que es vital para tener un buen estado de ánimo, indica el portal Cuerpo Mente.
  • Probióticos: el consumo regular de probióticos no solo puede ayudar a tener un intestino más saludable, sino también a un cerebro más saludable.
  • Omega 3: varios estudios han sugerido que los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar con los trastornos del estado de ánimo.
  • Vitamina C: de acuerdo con Mejor con Salud y un estudio realizado por la Universidad de Otago (Nueva Zelanda), esta vitamina es fundamental para un sistema inmunitario fuerte, además, ejerce una función importante sobre el sistema nervioso.