vida moderna

La hierba que ayuda a limpiar pulmones y mejorar la digestión naturalmente

La menta es una hierba originaria las regiones cálidas europeas, pero ahora se encuentra en casi todo el mundo.


Muchos reconocen a la menta como una hierba aromática, la cual tiene usos en la culinaria y también aporta beneficios para la salud. Es una planta que suele ser pequeña, y apenas alcanza un tamaño máximo de 1 metro.

La menta es un ingrediente ideal para tratar gripe y otras enfermedades en las vías respiratorias. “No es un remedio infalible, pero aporta un gran alivio”, señala el portal Mejor con salud.

Esta planta contiene ácido ascórbido, que ayuda a combatir problemas nasales, pues elimina cualquier tipo de mucosidad. En el mencionado sitio web indican que este ácido también aporta las propiedades para “regular la temperatura corporal y es útil para los momentos de fiebre”. El timol ayuda a tratar afectaciones como el asma y la tos.

El sistema digestivo también se beneficia por la menta, pues ayuda a aliviar molestias como la diarrea, la colitis, los gases y la enfermedad de Crohn.

Otra aporte de esta planta es su capacidad para “disminuir la irritación intestinal, mejora el proceso digestivo, optimiza el funcionamiento del hígado y previene las náuseas”, explican en el portal Mejor con salud.

La menta es una planta con grandes cantidades de vitaminas y minerales en sus hojas, y estas contienen propiedades que son de relevancia en el proceso digestivo; además, tiene mentol, que es un gran aliado para despejar las vías respiratorias, así lo indica el sitio web Directo al paladar.

La preparación de esta bebida es fácil y, según Directo al paladar, solo se necesitan agua y las hojas de la menta.

  • Primero hay que colocar 4 cucharadas de hojas de menta fresca cortadas en 4 tazas de agua hirviendo.
  • Dejarla enfriar, colar y conservarla en la nevera. Esta bebida se utiliza como enjuague bucal casero para combatir el mal aliento.
  • Para las personas que sufren de gripe, “una buena manera de intentar descongestionar la nariz es colocando unas gotas de aceite esencial casero de menta en una esponja, déjalo en el suelo de la bañera y cuando te duches con agua caliente, el vapor de esta se unirá con el del aceite de menta”, explican en Directo al paladar sobre este remedio casero.
  • Los especialistas indican que esta preparación ayuda a sentir alivio en las vías respiratorias y también puede funcionar para tratar la bronquitis.

El nombre científico es Mentha piperita L, una planta muy popular y cuya principal característica es la sensación de frescura, la cual se ha incluido en chicles, caramelos, cócteles, helados, aceites, dulces y salsas.

Esta planta no solo aporta sabor, también es una fuente de nutrientes para la salud, principalmente para atender enfermedades digestivas y respiratorias. “La menta tiene propiedades antiinflamatorias, expectorantes, antisépticas, analgésicas, antibacterianas o antitusivas, entre otras, pues la lista es mucho más extensa”, afirman en el sitio web Alimente.

Además de los nutrientes que previamente se han mencionado sobre la menta, esta también contiene agua, fibra, minerales como el calcio, el potasio, el cobre o el magnesio; y vitaminas A, B, C y D.

En Alimente destacan que la menta posee “0,03 gramos de grasa y 0,48 gramos de carbohidratos, aproximadamente”.

Sus hojas ayudan a aliviar trastornos digestivos, pues con las infusiones se puede tratar digestiones más pesadas. Además, reduce la hinchazón abdominal que se puede generar por los gases y las flatulencias.

La tos crónica se puede tratar con la menta, ”gracias a su efecto refrescante que enfría y calma la garganta, la nariz y el resto de canales respiratorios”, explica Alimente.

Debido a su contenido de ácido rosmarínico y eugenolel, el consumo de menta ayuda como anticoagulante y mejora la oxigenación de la sangre.