Tendencias
Existen diferentes tipos de oraciones en la religión católica. - Foto: EFE

vida moderna

La oración a San Antonio para recuperar un amor perdido

Esta es una de las diversas oraciones que rezan las personas que tienen creencias católicas.

En el mundo hay diferentes religiones. Una de ellas es la católica. Muchos feligreses de esta comunidad expresan y pronuncian diferentes rezos de acuerdo al deseo o la intención de su corazón. Por eso, en el caso de aquellas personas que tienen problemas con un amor de pareja, pueden recurrir a uno de estos.

El portal web Colombia.com señala una oración a San Antonio de Padua, un santo que es conocido por ayudar a recuperar los amores que han sido perdidos. El 13 de junio la iglesia católica lo celebra y lo recuerda como el “doctor de la iglesia”, por sus conocimientos sobre el Espíritu Santo, los cuales se evidencian en sus escritos.

Oh glorioso y poderoso san Antonio a quien Dios ha elegido como intercesor nuestro en los apuros y pérdidas de la vida material, hoy quiero pedirte que me prestes tu valiosa ayuda para solucionar un gran problema sentimental que me aflige grandemente y rompe el corazón. Oh, bendito y milagroso San Antonio, santo protector y benefactor de los que se aman, te pido que intercedas por la unión y reconciliación entre (nombre de la persona amada) y yo (tu nombre).

Tú qué consigues que las cosas perdidas sean halladas, haz que recupere el amor perdido de (nombre de la persona amada); tú qué haces que las propuestas sean aceptadas, haz que (nombre de la persona amada) vuelva a aceptarme a mí (tu nombre) y sienta el amor tan sincero que yo siento por él-ella. Tú que restableces en las parejas la paz y la dicha concédeme la reconciliación y la armonía con (nombre de la persona amada) y consigue que vuelva a sentir atracción y fuerte cariño por mí.

Te pido mi dulce y querido san Antonio que unas, que amarres con tus lazos de amor nuestras almas y nuestros cuerpos para siempre para que estemos juntos y seamos uno solo, haz que el amor que siento sea correspondido y no permitas que nadie ni nada pueda separarnos.

Padre mío san Antonio, tú que amparas a los enamorados, tú que tanto bien haces a los que en verdad se aman, acude en mi ayuda lo antes posible, pide por mí ante el Niño Dios y la Santísima Virgen María no desoigas la afligida suplica que pongo en tus manos, hoy preciso tu auxilio más que nunca, yo (tu nombre) sé que para ti las cosas que parecen imposibles se convierten prodigiosamente en realizables, por ello te ruego que acudas a mi llamada y me des pronta solución a lo que tanto me angustia y no me permite tener sosiego ni de noche ni de día.

San Antonio, poderoso en palabra y en acción, santo milagroso, santo bienaventurado, siempre dispuesto a ayudar a los que te invocan, en ti deposito mi difícil petición y todas mis esperanzas, haz que recupere cuanto ante el amor de (nombre de la persona amada), asísteme en esta difícil y dolorosa situación, y, por tu gran bondad y bendita misericordia divina, concédeme lo que pido y tanto necesito para que mi vida sentimental sea completa y dichosa. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

¿Quién era San Antonio de Padua?

San Antonio fue un sacerdote misionero que llevó las creencias de la religión católica a diferentes ciudades de Italia y Francia.

Cuando enfermó se retiró a un monasterio a las fueras de Padua. Luego, murió a los 36 años el 13 de junio de 1231.

“Treinta y dos años después sus restos fueron trasladados a Padua. La lengua se conservaba íntegra, sin haberse corrompido mientras que el cuerpo estaba aniquilado. Sucedieron muchos milagros después de su muerte. Aun hoy día le llaman el Santo “de los milagros””, detalla el portal web católico EWTN.