Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Papa Francisco
Pope Francis walks down the steps of an airplane as he arrives at Baghdad international airport, Iraq, Friday, March 5, 2021. Pope Francis is heading to Iraq to urge the country's dwindling number of Christians to stay put and help rebuild the country after years of war and persecution, brushing aside the coronavirus pandemic and security concerns. (AP Photo/Andrew Medichini) - Foto: AP

mundo

Francisco se convierte en el primer papa que visitará Bahréin, país en Medio Oriente; espera diálogo interreligioso

La visita está programada para el mes de noviembre.

El Vaticano confirmó este miércoles (28 de septiembre) que será en noviembre del año en curso cuando el papa Francisco visite Bahréin. Su estancia será entre los días 3 y 6, convirtiéndose en el primer pontífice que llegue a ese país.

Su viaje tiene lugar en el marco de un foro de diálogo entre el Este y Oeste que, según confirmó el jefe de prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, llega “al recibir la invitación de las autoridades civiles y religiosas”. Su paso lo llevará concretamente por las ciudades de Manama y Awali.

Tras su regreso de Kazajistán, a mediados de ese mes, el jerarca de la Iglesia Católica comentó que su rodilla “aún no estaba del todo curada”, pero que no descartaba una visita a Bahréin.

Es la primera vez que un papa se dirige a ese territorio de Medio Oriente que cuenta con una población cercana a los 1,2 millones de habitantes (en su mayoría, musulmanes). La nación inauguró a finales del año pasado la mayor iglesia católica de la península arábiga: la Catedral de Nuestra Señora de Arabia.

El Vaticano estima que en Bahréin hay aproximadamente unos 80.000 feligreses que, en su mayoría, son trabajadores asiáticos que provienen de Filipinas y también India. Nuevos detalles de esta visita se darán a conocer en las próximas semanas.

¿Sigue abierta la puerta a una eventual renuncia?

Francisco no se ha pronunciado en los últimos días sobre la posibilidad de abandonar su cargo, como sí lo hizo, por ejemplo, durante su paso por Canadá cuando pidió perdón en nombre de la institución por los abusos contra niños indígenas.

Su estado de salud ha sido objeto de numerosas especulaciones sobre la continuidad o no de sus funciones, especialmente tras la molestia constante en una de sus rodillas. Esta le ha obligado, incluso, a tener que ser asistido en silla de ruedas y posponer algunas de sus actividades.

En alusión a la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa, el pontífice volvió a “tocar” indirectamente el tema al decir que a ese encuentro (el próximo año) “el Papa va a ir. O va Francisco o va Juan XXIV, pero va el Papa”.

El papa alza la voz, una vez más, por Ucrania

En su audiencia general de cada semana, el “sucesor de San Pedro” centró su oración en la “atormentada” Ucrania tras asegurar que su enviado al país europeo le ha contado, en varias ocasiones, “cosas terribles”.

“Esta mañana he podido hablar con el cardenal Krajewski, que venía de vuelta de Ucrania, y me ha relatado cosas terribles. Pensemos en Ucrania y recemos por este pueblo martirizado”, y agregó que sus plegarias “van a la nación mártir, un país que sufre tanto, y a esa pobre gente que es tan cruelmente juzgada”.

El enviado del Vaticano salió ileso el 17 de este mes de un tiroteo en la ciudad de Zaporiyia (en el sur ucraniano). Krajewski continuó entregando asistencia, rosarios y víveres. En los últimos días, visitó Izium donde ser descubrieron cientos de fosas comunes, poco después de que Kiev recuperara territorios del control ruso.

Tribunal alemán pide declaración de Benedicto XVI

El Tribunal Regional de Traunstein, en Baviera, pidió que el papa emérito, Benedicto XVI, declare a razón de una demanda presentada por un hombre que asegura haber sido víctima de abusos de un sacerdote. Así lo confirmó la portavoz del ente judicial, Andrea Titz.

“Los acusados tienen la oportunidad de indicar su disposición a defenderse en un plazo de dos semanas, tras lo cual tienen cuatro semanas, es decir un mes, para responder”, explicó.

La demanda está dirigida tanto hacia Benedicto XVI, cuando se desempeñaba como arzobispo de Múnich y Freising; como contra su sucesor, el cardenal Friedrich Wetter.

**Con información de AFP y EP**