Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Papa Francisco
“Los inmigrantes deben ser acogidos, acompañados, promovidos e integrados”, dijo el papa Francisco. - Foto: AFP

mundo

El papa Francisco invita a los italianos a tener más hijos y acoger a los inmigrantes

Al final de la misa al aire libre en Matera, Francisco habló improvisadamente pidiendo a los italianos que tuvieran más hijos.

Este domingo el papa Francisco viajó al sur de Italia para cerrar un congreso de la Iglesia italiana que coincidió con las elecciones nacionales de Italia y entregó un mensaje que abordó temas clave de la campaña nacional, incluida la inmigración.

Ni Francisco ni sus anfitriones se refirieron a la votación durante la misa al aire libre, aunque la conferencia de obispos de Italia había instado anteriormente a los italianos a emitir su voto en las elecciones, lo cual podría llevar a Italia a su primer gobierno de extrema derecha desde la Segunda Guerra Mundial.

Al final de la misa al aire libre en Matera, Francisco habló improvisadamente pidiendo a los italianos que tuvieran más hijos. “Me gustaría preguntarle a Italia: más nacimientos, más niños”, dijo Francisco.

Cabe resaltar que Italia tiene una de las tasas de natalidad más bajas del mundo y que Francisco ha lamentado con frecuencia su “invierno demográfico”.

Por su parte, la líder de extrema derecha Giorgia Meloni, quien hizo campaña con el mantra de “Dios, la familia y la patria”, también pidió a Italia que revierta sus tendencias demográficas proponiendo mayores incentivos financieros para que las parejas tengan hijos.

El papa Francisco
El papa pidió que se implemente el plan de Dios, con migrantes y víctimas de la trata de personas y por un futuro más inclusivo y fraterno. - Foto: AP

Francisco también intervino en un tema perenne en Italia, recordando que el domingo coincidió con el Día Mundial de los Migrantes y Refugiados de la Iglesia católica. Francisco pidió un futuro en el que se implemente el “plan de Dios”, con migrantes y víctimas de la trata de personas, viviendo en paz y dignidad, y por un “futuro más inclusivo y fraterno”.

Y agregó: “Los inmigrantes deben ser acogidos, acompañados, promovidos e integrados”.

Meloni y su alianza de centroderecha prometieron reanudar una estricta represión contra los inmigrantes que llegan a Italia a través de contrabandistas con sede en Libia. El Partido Demócrata de centroizquierda ha pedido, entre otras cosas, tener un camino más fácil sobre obtener la ciudadanía para los hijos de los recién llegados.

La misa del pontifice fue celebrada por un protegido de Francisco, el cardenal Matteo Zuppi, quien es presidente de la conferencia episcopal italiana y tiene una larga afiliación con la Comunidad de Sant’Egidio, organización benéfica con sede en Roma conocida por su alcance a los inmigrantes y los pobres, según informó Local 10 News.

Aunque la misa concluyó con éxito, Francisco, de 85 años, parecía cansado durante la visita, que estaba programada antes de que se convocaran las elecciones anticipadas en Italia y se produjo un día después de que hiciera un viaje de un día por separado a la ciudad de Asís, en la cima de una colina en Umbría.

Como es de conocimiento público, el papa Francisco ha estado usando un bastón y una silla de ruedas durante todo este año, debido a las distensiones en los ligamentos de la rodilla que le dificultan caminar y pararse.

Su viaje a Matera, la ciudad del sur de Basilicata conocida por sus viviendas en cuevas, sufrió un ligero cambio de último momento debido a las tormentas que azotaron gran parte de la península italiana durante la noche: originalmente estaba programado para volar en helicóptero el domingo por la mañana desde el helipuerto del Vaticano, Francisco en su lugar voló a Matera en jet desde el aeropuerto Ciampino de Roma.