Los altos niveles de azúcar en la sangre pueden ser un riesgo para la salud.
Los altos niveles de azúcar en la sangre pueden ser un riesgo para la salud. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

La planta que ayuda a la pérdida de peso y que reduce los niveles de azúcar en la sangre

Esos indicadores en el organismo pueden ser perjudiciales para la salud.

El azúcar en la sangre, también denominado glucosa, proviene de los alimentos que la persona consume en su día a día y se convierte en su principal fuente de energía, según explica la enciclopedia médica MedlinePlus.

La enfermedad que se caracteriza por los niveles elevados de azúcar en la sangre es la diabetes. Sin embargo, una persona que no padezca esta afección también puede tener problemas de salud si los niveles de azúcar en su sangre son muy bajos o muy altos. En consecuencia, es importante mantener hábitos saludables, como una dieta balanceada y ejercicio, para regular la glucosa.

En ocasiones, los niveles elevados de azúcar en la sangre también están asociados con el sobrepeso. En esa línea, es aconsejable realizar chequeos médicos con frecuencia para llevar un control en las cantidades de glucosa presentes en el organismo y, de esta manera, prevenir eventuales problemas de salud.

Alrededor del control del azúcar en la sangre y la pérdida peso figuran numerosas creencias populares alimentadas por la medicina tradicional. Por ejemplo, el portal de salud y bienestar Healthline destaca las propiedades de una especia en específico que podría ser de utilidad.

Se trata del jengibre, un ingrediente común en los remedios caseros. El portal Mejor con salud sostiene que esta especia es rica en antioxidantes como “gingerol, paradol, shogaol, zingerona. 1-Dehidro-10-gingerdiona, terpenoides y flavonoides”, los cuales tendrían efectos positivos en la salud.

Por lo general, el jengibre es utilizado en remedios para aliviar las náuseas y el dolor de cabeza, aunque también se le asocian cualidades para tratar otro tipo de síntomas.

Jengibre y náuseas
Tradicionalmente, el jengibre ha sido usado en remedios caseros para aliviar las náuseas y el dolor de garganta. - Foto: Montaje SEMANA | Fotos por Getty Images

Healthline reseña un estudio que encontró cómo el consumo de dos gramos de jengibre en polvo al día redujo el azúcar en sangre en ayunas en un 12 % en un reducido grupo de personas con diabetes tipo 2. En vista de que se trató de una investigación pequeña, todavía se necesita mayor investigación sobre los efectos del jengibre en los niveles de glucosa en la sangre.

En general, el jengibre podría ser efectivo para reducir los niveles de azúcar en sangre, pero antes de intentar cualquier tratamiento, es recomendable consultar con un profesional de la salud para recibir acompañamiento y orientación profesional.

Otros estudios han encontrado que el jengibre podría ayudar a reducir los niveles de colesterol malo en el organismo. Por ejemplo, según encontró un estudio titulado “Efecto de dos variedades de jengibre sobre la actividad de la arginasa en ratas hipercolesterolémicas”, publicado en Journal of Acupuncture and Meridian, el jengibre redujo los marcadores de enfermedades cardíacas, incluyendo los niveles altos de colesterol malo y triglicéridos.

No obstante, el estudio fue hecho en animales, por lo que el efecto del jengibre en los niveles de colesterol de los seres humanos todavía requiere mayor investigación. Si bien los remedios caseros suelen tener bastante popularidad, es conveniente consultar con un médico antes de intentar con cualquiera de ellos.

De igual manera, el consumo de jengibre por sí solo no hará que la persona baje inmediatamente de peso. Para optimizar resultados y aprovechar de mejor manera las propiedades de esta especia, es necesario complementar su ingesta con hábitos de vida saludable, cuidando la alimentación y realizando ejercicio regular.

¿Cómo preparar infusión de jengibre?

Ingredientes:

  • Cuatro tazas de agua (1 litro)
  • Cuatro cucharadas de jengibre picado o en rodajas (40 g)

Preparación:

  • En primer lugar, se debe poner a hervir el agua. Una vez alcance su punto de ebullición, se incorpora el jengibre.
  • Dejar al fuego durante otros 10 minutos para que el jengibre libere todas sus propiedades. Pasado el tiempo sugerido, retirar del fuego y dejar reposar por otros 15 minutos.
  • Colar la infusión.
  • Una vez esté lista la bebida, se puede consumir caliente o fría.
  • En caso de que el sabor sea demasiado amargo, puede endulzarse con un toque de miel o estevia.