Esta planta no solo limpia el aire sino que es un excelente adorno.
Esta planta no solo limpia el aire sino que es un excelente adorno. - Foto: Getty Images/iStockphoto

hogar

La planta que ayuda a purificar el aire y a absorber los malos olores del hogar

En general, las plantas ayudan a relajar la mente, atenúan los ruidos, elevan la humedad del ambiente y absorben los malos olores al interior del hogar.

Las plantas al interior del hogar suelen aportar un toque de sobriedad a la decoración de los interiores, pero muchas veces las personas olvidan los beneficios que esto otorga a la salud y la energía de las personas que conviven en dicho espacio.

De acuerdo con la revista Mejor con Salud, en general, las plantas brindan al entorno una sensación de naturalidad, lo cual aumenta la sensación de bienestar y reduce los niveles de estrés y ansiedad. Por esta razón, hay quienes consideran que siempre es necesario tener, aunque sea, una planta en el hogar.

En ese sentido, muchas personas tienen plantas en el hogar porque les ayuda a relajar la mente y el cuerpo, purifican el aire, atenúan los ruidos, elevan la humedad en el ambiente, evitando que las vías respiratorias se resequen, absorben CO₂ y liberan oxígeno, además contribuyen en la disminución de la formación de moho, absorben los malos olores, armonizan el hogar y retienen el polvo en sus hojas.

Específicamente, uno de los beneficios que más atrae la atención de las personas es la purificación del aire de forma natural. Por esta razón, la revista Mejor con Salud señala que la cinta o malamadre, es una especie nativa de Sudáfrica que tiene dicho efecto purificador en menos de 24 horas.

La cinta o malamadre se caracteriza por sus hojas alargadas y verdes, pero con tonalidades blancas y amarillentas. La longitud de las hojas pueden rondar entre los 20 y los 70 centímetros, y su altura suele superar el medio metro. Del mismo modo, sus flores presentan un tamaño pequeño, que se caracterizan por su color blanco.

Beneficios de la cinta o malamadre en el hogar

  • Purificación: Un estudio de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano indica que uno de los motivos por los que son muy elegidas estas plantas es por su capacidad de purificar el aire. Como tal, la malamadre elimina un gran porcentaje de monóxido de carbono en solo un día.
  • Humedad y larga vida: Por ser originaria de regiones húmedas de Sudáfrica, esta planta es ideal para ambientes y zonas con la misma condición climática. Así mismo, la malamadre es una planta fácil de cuidar, por lo que puede durar muchos años.
  • Versatilidad: Esta planta es apta para interiores y exteriores; sin embargo, por su elegancia es mucho más visible en las salas de los hogares, pero se puede colocar también en baños y cocinas.
  • Consumo: Las hojas de la malamadre son aptas para mezclarlas con agua hervida. Esta infusión aporta múltiples beneficios para descongestionar el sistema respiratorio mediante su consumo y la inhalación del vapor de esta bebida.

¿Cómo cuidar la planta malamadre?

Inicialmente, el riesgo es uno de los aspectos más delicado esta especie, ya que hay que tener en cuenta la estación del año y las condiciones climáticas. Esto quiere decir que en climas calurosos, se recomienda regar entre dos y tres veces por semana, pero cuando el clima es frío, solo se aconseja regarla una vez a la semana.

En cuanto al abono, se aconseja adoptar una rutina diferente según la estación del año. Cuando haya un clima cálido, es conveniente colocar el abono con nutrientes dos veces al mes y en invierno se puede hacer solo una vez. Ahora bien, la clave de la cinta o malamadre es el concepto de semisombra, esto quiere decir que la planta se debe dejar en un lugar que no reciba luz solar directamente durante muchas horas porque esto la puede resecar.