vida moderna

La planta que reduce el riesgo de Alzheimer y alivia los dolores abdominales

La enfermedad de Alzheimer, que es la forma más común de demencia, acapara entre un 60 % y un 70 % de los casos.


La enfermedad de Alzheimer es un problema de demencia agresiva que inicia con la pérdida de la función mental y se caracteriza por la degeneración del tejido cerebral y la acumulación de una célula anómala denominada beta-amiloide. Según el Manual MSD, entre el 60 y el 80 % de las personas mayores que tiene demencia es debido al Alzheimer.

Cabe mencionar que esta afecta más a las mujeres que a los hombres, ya que las mujeres son la población que suele vivir más años. Además, el porcentaje de las personas con enfermedad de Alzheimer aumenta con la edad, por ejemplo, las personas entre 65 y 75 años tiene un 3 % de probabilidad, las personas entre los 75 y 84 años tiene el 17 % y los de 85 y más tiene un 32 %.

A medida que el Alzheimer avanza, los síntomas se agravan y se produce la desorientación, confusión cada vez más grave en relación con eventos, horas y lugares, sospechas infundadas sobre familiares, amigos y cuidadores profesionales, pérdida de la memoria y dificultad para hablar y caminar.

Por estas razones, es importante prevenir desde temprana edad esta enfermedad y por ello, el portal web Tua Saúde, señala que las plantas medicinales son una buena opción para reducir el riesgo de padecer Alzheimer y una de ella es el guásimo debido a sus propiedades antioxidantes, antimicrobianas y antiinflamatorias. Además, también es una planta que suele ser analgésica, hipoglucemiante, hipotensora, antiespasmódica, uterotónica y neuroprotectora. Como tal, el té de esta planta ejerce un efecto protector sobre las neuronas y es muy útil para combatir los daños oxidativos en el organismo que generan problemas relacionados con la muerte neuronal como el Alzheimer.

Adicional a ello, el té de guásimo que es preparado con su cáscara ha demostrado que ejerce actividad sobre el músculo liso del intestino y la vejiga, produciendo un efecto relajante. Así mismo, es utilizado para tratar los cólicos y dolores abdominales porque tiene un efecto antiespasmódico.

Otros beneficios del guásimo

El portal Tua Saúde también explica otros beneficios de esta planta medicinal y cómo se prepara el té de guásimo.

  • Ayuda a regular la presión arterial: Los flavonides que están presentes en el té de guásimo ayudan a relajar los vasos sanguíneos y también a reducir la presión sistólica y la aceleración de los tejidos cardiacos. Pero el extracto acetónico de esta planta tiene un mayor efecto sobre este problema de salud, pero debe ser utilizado bajo la supervisión de un naturópata.
  • Reduce los niveles de azúcar en sangre: La población mexicana utiliza esta planta para complementar el tratamiento médico de la diabetes tipo 2 y varios estudios han demostrado que el guásimo estimula como tal la absorción de glucosa, incluso en las personas con resistencia a la insulina.
  • Fortalece el cabello: Los efectos de esta planta también influyen en el cuidado de las hebras del cabello. A pesar de que este es un beneficio con pocas evidencias científicas, muchas personas lo usan para prevenir la caída del cabello, promover su crecimiento y fortalecer el cuero cabelludo.

Además de estos beneficios para el organismo, esta planta medicinal tiene otros efectos comprobados como la protección de las células del hígado, permite combatir las enfermedades cardiovasculares, funciona como una purga para eliminar las lombrices intestinales, ayuda a combatir virus e infecciones fúngicas y sirve para estimular el proceso de parto. No obstante, su consumo siempre debe estar bajo la supervisión de un profesional de la salud para evitar alergias u otras contraindicaciones que ponga en riesgo la vida.

¿Cómo se prepara té de guásimo?

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de cáscaras secas de guásimo.
  • 1 litro de agua hirviendo.

Preparación:

  • Inicialmente, se debe colocar las cáscaras secas de guásimo en una olla con agua hirviendo. Luego, dejar hervir durante 15 minutos y enseguida, retirarla de fuego y dejarla reposar por 15 minutos. Finalmente, se debe colar para su posterior consumo y se aconseja beber este té entre dos y tres veces al día.