vida moderna

La vitamina que ayuda a producir colágeno natural y a cuidar la piel

Esta proteína es la encargada de brindar elasticidad a la piel.


Las arrugas son un signo natural del envejecimiento. Con el paso del tiempo, se disminuye la producción de colágeno en el organismo, proteína encargada de brindar elasticidad a la piel, y comienzan a aparecer las famosas “líneas de expresión”.

También existen algunos factores que puede influir en la aparición prematura de las arrugas. “La exposición frecuente a los rayos solares provoca la aparición precoz de arrugas y zonas oscuras en la piel (manchas por la edad). Igualmente incrementa las probabilidades de desarrollar cáncer en la piel. La exposición al humo del cigarrillo también puede llevar a que la piel se arrugue con más rapidez”. señala Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

La piel es uno de los órganos en los que más puede notarse los cambios por el envejecimiento. La piel se vuelve más fina, menos elástica y más frágil, señala Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación. Las manchas y la piel seca se convierten en algo común con el paso de los años.

El colágeno también puede obtenerse a través de la alimentación y de suplementos. “Se encuentra en numerosos alimentos y consumirlos favorece que el desgaste natural que sufre esta sustancia en nuestro organismo sea más lento”, señala la entidad de salud Sanitas.

Dentro de los alimentos que se destacan por tener colágeno son aquellos que tienen vitamina A y vitamina C. La primera, contribuye a la síntesis del colágeno y puede obtenerse de la zanahoria y el melón. Y la segunda, ayuda a destruir los compuestos que fomentan la eliminación del colágeno (fresas, naranjas y mandarinas).

Consejos para lucir una piel joven

Actualmente existe una gran diversidad de productos y tratamientos que prometen combatir los signos del envejecimiento y lucir una piel joven. En algunos casos estos pueden ser costosos o hay personas que prefieren no utilizar químicos en su piel.

El primer paso para cuidar la piel es consultar a un dermatólogo para recibir la atención profesional adecuada y en caso de tener afecciones cutáneas, iniciar un tratamiento oportunamente.

Por su parte, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación señala algunas pautas para la salud de la piel:

  • Proteger la piel de la exposición solar: este paso es muy importante, pues la exposición a la luz UV acelera el proceso natural del envejecimiento de la piel, causando la aparición temprana de arrugas, enrojecimiento y piel seca. “De hecho, la exposición al sol es la razón número uno de los signos de envejecimiento en la piel, incluso la pigmentación desigual. Protege tu piel —y evita futuras arrugas— limitando el tiempo que pasas bajo el sol y siempre utiliza ropa de protección y un sombrero. Además, usa protector solar en la piel expuesta todo el año cuando estés al aire libre”, señala l a entidad de salud.
  • Utilizar cremas humectantes: aunque no es un producto enfocado en combatir las arrugas, puede ayudar a mantener agua en la piel, lo cual ayuda a cubrir temporalmente las líneas de expresión y arrugas delgadas.
  • No fumar: esta práctica tiene efectos negativos en la salud de la piel, pues causa un estrechamiento de los vasos sanguíneos en las capas externas; asimismo, daña el colágeno y la elastina. Esto puede contribuir a la aparición prematura de arrugas y manchas.
  • Utilizar productos son protector solar incorporado: los expertos recomiendan el uso diario del bloqueador solar, sin importar si no se sale de la casa. Asimismo, aconseja comprar productos que lo incluyan como ingrediente. “Colócate abundante cantidad de protector solar y vuelve a aplicarlo cada dos horas o con más frecuencia si estás nadando o transpirando”, señala Mayo Clinic.