vida moderna

Las frutas que ayudan a mantener el cerebro joven

La alimentación es fundamental para mantener saludable el cerebro.


La mejor forma de prevenir cualquier tipo de enfermedad es llevar un plan de alimentación sano y equilibrado. Por esta razón, el cerebro necesita de alimentos que aporten nutrientes esenciales para su buen funcionamiento.

Además de comer bien y hacer ejercicio, el cerebro también necesita de otros hábitos que son indispensables para la salud del mismo, como dormir las horas adecuadas, leer, estudiar o practicar juegos de mesa que lleven a hacer uso de la capacidad cognitiva, entrenar y reforzar las capacidades del cerebro.

El cerebro lo integran más de mil millones de neuronas, muchas de ellas trabajan para que el ser humano tenga la capacidad para razonar, experimentar sentimientos y comprender al mundo; también son fundamentales para recordar la información vivida o almacenada en el cerebro, es por todas estas funciones que este órgano debe ser cuidado con una buena alimentación.

Las frutas son ricas en antioxidantes que favorecen al cerebro, pues estas reducen el estrés celular y la inflamación que se ha relacionado con el envejecimiento del cerebro y también con la aparición de trastornos neurodegenerativos, como el Alzheimer, así lo explica el portal Medical News Today.

Expertos indican que comer arándanos, moras, fresas y otras bayas tiene positivos efectos en el cerebro y se puede prevenir la pérdida de memoria que llega con la edad.

Un estudio publicado en la revista Annals of Neurology (en inglés) encontró que las mujeres de 70 años o mayores que consumen arándanos azules y fresas, “tienen cerebros que funcionan como si fueran dos años y medio más jóvenes que los de las mujeres que casi no consumen bayas”, así lo recoge el portal Aarp.

Según los investigadores, estos beneficios pueden ser causados por los compuestos flavonoides en las bayas, particularmente “las antocianinas, pigmentos que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias poderosas”, que también le da las tonalidades a las bayas. De acuerdo con estos estudios, los investigadores aconsejan consumir bayas dos o más veces por semana.

En el sitio web Aarp aconsejan mezclar arándanos azules congelados en batidos; también se puede agregar rebanadas de fresas a ensaladas con aguacate y nueces; frambuesas con tostadas y mantequilla de maní, pueden ser ricas preparaciones para degustar y brindar beneficios al cerebro.

En el sitio web Vithas indican que los arándanos poseen alto contenido en antocianinas y un potente efecto antioxidante y antiinflamatorio. Además esta fruta puede ayudar a mejorar de la función neuronal y del aprendizaje. Otro de sus beneficios es que disminuyen los síntomas de la depresión.

Otra fruta que también es ideal para el cuidado de la salud del cerebro es el banano, el cual es rico en triptófano, que es un aminoácido que ayuda a gestionar el estrés, además es un poderosa fuente de potasio, magnesio y vitamina C, según el portal Cuerpo mente, el banano “es la mejor fruta para cuidar de la memoria y el cerebro”.

Otros alimentos que cuidan el cerebro

Como la mayoría de legumbres, las lentejas contienen proteínas y fibra. “Además son ricas en hierro y zinc, minerales que previenen el cansancio físico y mental”, destacan en Cuerpo mente. Los especialistas aconsejan consumir lentejas al menos tres veces por semana.

Investigadores monitorearon a más de 900 hombres y mujeres en sus 70 y 80 años durante unos cinco años, los estudios encontraron que los pacientes que consumen más pescado “sufren menos deterioro de la memoria y otras medidas de salud cerebral en comparación con las personas que rara vez consumen pescado o mariscos”, así lo cita el portal Aarp, sobre un estudio del 2016 que fue publicado en la revista Neurology.

Además del omega 3 que aporta el consumo de pescado, el aceite de oliva extra virgen puede eliminar placas y ovillos pequeños en el cerebro, que sirve para retrasar la evolución de enfermedades que afectan al cerebro.