vida moderna

Las mejores bebidas nocturnas para perder peso

Antes de ingerir cualquiera de estos líquidos se aconseja consultar con un especialista para evitar contraindicaciones.


Cuando están inconformes con su peso, las personas buscan fórmulas mágicas y métodos rápidos para lograr disminuir tallas. Para lograr bajar de peso es importante aminorar las calorías que se ingieren y aumentar el gasto calórico con actividad física.

La mejor forma para lograr este objetivo es ir modificando los hábitos y estilos de vida que ya se tienen, haciendo pequeños cambios cada día hasta que estos se conviertan en la rutina diaria.

Cuando lo anterior no se logra, llega el sobrepeso o la obesidad, las cuales, se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por ello, en cuestión de salud, uno de los propósitos más comunes entre las personas es mantener el peso ideal o perder esos kilos de más.

Los cambios deben lograrse con la asesoría preferiblemente de profesionales de la salud médicos y nutricionistas. Además, también es posible acudir a algunos remedios caseros y naturales que contribuyen a lograr este objetivo. Por ejemplo, el portal especializado Mejor con Salud listó una serie de bebidas que es posible beber de noche y ayudan a bajar de peso.

El consumo de dichos líquidos también ayudará a limpiar el hígado, uno de los órganos vitales del cuerpo, por lo cual es necesario mantenerlo en óptimas condiciones de salud.

Agua tibia con limón

Esta bebida en las mañanas es un aliado para conservar la línea, pues es digestivo y depurativo del hígado, sumado a esto contiene minerales y vitaminas que ayudan a aflojar toxinas que se encuentran en el tracto digestivo.

Ingredientes: un limón y una taza de agua (250 ml).

Preparación:

1. En una olla poner a calentar el agua.

2. Agregar el zumo de un limón.

3. Consumirla media hora antes de ir a dormir.

Té de menta

Esta planta es una gran aliada para estimular el flujo de bilis, aliviar la acidez, evitar la aparición de gases, náuseas y otras molestias digestivas.

Ingredientes: dos cucharadas de hojas de menta (20 g) y una taza de agua (250 ml).

Preparación:

1. Lavar correctamente las hojas de menta.

2. Colocar las hojas en una olla junto con el agua.

3. Llevar todo al fuego y esperar a que hierva.

4. Una vez comience a bullir, esperar 10 minutos más.

5. Bajar del calor y pasar por un colador.

6. Consumir media hora antes de acostarse.

Infusión de manzanilla

Este líquido contiene propiedades antiinflamatorias, también ayuda a lubricar la garganta si se encuentra demasiado reseca, evita el dolor que puede generar un resfriado, mejora la digestión e induce al sueño.

Ingredientes: una cucharada de flores de manzanilla (10 g) y una taza de agua (250 ml).

Preparación:

1. En una olla poner a hervir la taza de agua hasta que comience a ebullir.

2. Retirar del fuego y agregar las flores de manzanilla.

3. Tapar y dejar reposar alrededor de 10 minutos.

4. Pasado el tiempo, colar y beber.

Té de jengibre y limón

Si se desea mejorar la concentración, mejorar la salud de la piel, estimular el metabolismo para que sea más sencillo adelgazar o fortalecer el sistema inmunológico, tomar té de jengibre y limón es una de las opciones a tener en cuenta.

Ingredientes: medio limón, una rodaja de jengibre y una taza de agua (250 ml).

Preparación:

1. Hervir el agua.

2. Una vez comience a ebullir agregar el jengibre y el zumo de limón.

3. Dejar reposar entre 10 y 15 minutos.

4. Pasado el tiempo, consumir.