Getty Creativo
Se recomienda ser precavido a la hora de usar un baño público. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Las posibles enfermedades que se pueden contraer en un baño público

Expertos aconsejan lavar las manos de manera frecuente antes y después de entrar a cualquier baño.

Entrar a un baño limpio es una decisión que puede prevenir el contagio de cualquier tipo de enfermedad. Aunque se puede controlar la asepsia de un baño privado, la de un público no, ya que son cientos de personas que los utilizan y no necesariamente contribuyen en su limpieza e higiene.

La revista Medicina y Salud Pública da a conocer algunas posibles afecciones que pueden acechar el cuerpo luego de entrar a un baño público.

Estafilococos

Su nombre científico es staphylococcus y “son un grupo de bacterias”, explica la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus, que afirma que pueden infectar la piel, los huesos y provocar hasta una endocarditis, que desarrolla complicaciones en el corazón porque se inflama “la membrana dentro de las cámaras y válvulas del corazón”.

Es de mencionar que los estafilococos se proliferan de una persona a otra y se pueden encontrar en cualquier objeto dentro de los baños, como, por ejemplo, los grifos o las tazas.

Las personas más propensas a contraerlo son aquellas que ya tienen enfermedades preexistentes como una dermatitis, cáncer, diabetes, VIH, entre otras.

La tradición popular recomienda algunas bebidas que, podrían ayudar a hidratar, estimular la micción y así, desinflamar el abdomen. Foto: Getty Images.
Se aconseja lavar muy bien los alimentos antes de consumirlos. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

Infección por shigella

La Clínica Mayo explica que la shigella tiene bacterias que pueden provocar infecciones intestinales y son contagiosas

Una persona se puede infectar cuando entra en contacto con estas bacterias, ya sea por un consumo inadecuado de agua no potable, alimentos contaminados o las heces de una persona contagiada, lo cual puede ocurrir cuando se cambian los pañales de un bebé u otro menor, o no se lava bien las manos cuando entra al baño.

La entidad de investigación de salud americana puntualiza que los menores de cinco años son quienes tienen altas probabilidades de contagiarse. No obstante, cualquier persona puede verse afectada.

Los principales síntomas que produce esta infección son diarrea, dolores abdominales o estomacales agudos, fiebre y vómito. Aunque a veces se cree que con remedios caseros se pueden controlar los signos de esta infección, se recomienda consultar inmediatamente a un médico si la fiebre del paciente es de más de 38 °C y sus heces al evacuar tienen sangre.

Las principales causas de contagio de shigella están relacionadas con el contacto con alguien que tiene la infección. Asimismo, si no hay un buen lavado de manos antes y después de entrar al baño aumentan las posibilidades de riesgo.

La Clínica Mayo señala que los principales factores de riesgo para contraer esta infección se deben a que una persona vive o está en lugares que no tienen una buena higiene. Asimismo, frecuentar espacios donde hay una multitud de personas como, por ejemplo, las piscinas o los jardines.

Norovirus

Según MedlinePlus, los norovirus pueden desarrollar gastroenteritis, que se da por el contacto con personas contagiadas o por el consumo de alimentos contaminados. En especial si se entra en contacto con objetos infectados, como los baños privados y/o públicos.

Por ejemplo, una persona infectada al tener heces en sus manos y tocar alguna superficie, inmediatamente la contaminará, y viniendo otra sin darse cuenta se infectará.

Lavado de manos
Lavar las manos varias veces al día es una acción recomendada por la Organización Mundial de la Salud. - Foto: Getty Images

Escherichia coli

La Organización Mundial para la Salud, OMS explica que “es una bacteria presente frecuentemente en el intestino distal de los organismos de sangre caliente”.

Aunque los alimentos contaminados son los primeros causantes de esta infección, el contacto con materia fecal también incide en su desarrollo.

Entre los síntomas a resaltar de esta enfermedad se encuentran la diarrea, los calambres abdominales, la fiebre y los vómitos.

“Los contactos de persona a persona son una forma de transmisión importante por vía oral-fecal. Se ha informado de un estado de portador asintomático, en el que la persona no muestra signos clínicos de la enfermedad, pero puede infectar a otros”, indica la OMS.