tos alérgica
Entre las causas más comunes de la excesiva producción de moco son afecciones como el asma y las infecciones víricas, - Foto: Archivo semana

vida moderna

La planta que ayuda a expulsar las flemas y a combatir infecciones

Entre las causas más comunes de la excesiva producción de moco son afecciones como el asma y las infecciones víricas,

Por lo general, la acumulación de las flemas en la garganta suele ocurrir cuando se presenta un cuadro de gripa o una alergia. Como tal, la mucosidad que se aloja en esta parte es espesa, pegajosa y de varios colores.

De acuerdo con Healthline, el moco protege el sistema respiratorio con lubricación y filtración, pero cuando la mucosidad es excesiva, la garganta colapsa y puede ocasionar problemas respiratorios. Entre las causas más comunes de la excesiva producción de moco son afecciones como asma, infecciones víricas, enfermedades pulmonares y el reflujo gástrico.

Así mismo, la producción excesiva de flemas se debe a factores ambientales y al estilo de vida de cada persona, algunos de ellos son el ambiente interior seco, el bajo consumo de agua, el alto consumo de café, té y alcohol y ciertos medicamentos.

Por lo general, las afecciones leves que causan el exceso de flemas en la garganta se tratan con remedios caseros a base de plantas medicinales y algunos cuidados diarios. Es por ello que el portal Tua Saúde señala que la hiedra, una planta medicinal que se caracteriza por tener hojas verdes y brillantes, ayuda a eliminar con facilidad las flemas y a tratar las infecciones.

Como tal, la hiedra contiene saponinas, α-hederina y hederogenina, que son compuestos que actúan en los bronquios inflamados y permiten expulsar con facilidad las flemas acumuladas en todo el sistema respiratorio. Adicional a ello, también ayuda a aliviar la tos, ya que el extracto de esta planta sirve para tratar caso de bronquitis y tos aguda.

Adicional a ello, el extracto de esta planta medicinal también tiene efecto sobre las infecciones causadas por bacterias, hongos y parásitos. Gracias al alto contenido de saponinas, α-hederina, acetilenos falcarinol y falcarinona, estas suntancias ayudan a tratar las infecciones causadas por Staphylococcus aureus, Salmonella, Shigella, E. Coli, entre otras bacterias.

Cabe mencionar que las partes de la hiedra fresca son tóxicas, por cual no debe ser utilizada de forma natural. Tua Saúde señala que solamente se debe ingerir cuando se encuentra en la composición de medicamentos comprados en farmacias y debe ser medicada bajo la supervisión de un profesional, “ya que los laboratorios aíslan los componentes que pueden ser consumidos por el hombre”.

Otros beneficios de la hiedra

  • Previene enfermedades del hígado. La hidra se caracteriza por tener compuestos como α-hederina y las amidas, las cuales se encuentran en el extracto de hojas de hiedra y funciona como protectoras del hígado y también previene su deterioro y el surgimiento de enfermedades como la insuficiencia hepática.
  • Combate la insuficiencia venosa. Gracias a sus propiedades lipolíticas ayudan a evitar la acumulación de grasa en la sangre y ayuda a la absorción de otros compuestos que ocasionan la insuficiencia venosa.
  • Alivia el dolor e inflamación. Específicamente el extracto etanólico y el purificado de hiedra reduce la inflamación debido a los compuestos hederacósido C y saponinas.

Es importante tener en cuenta que la hiedra está contraindicada para las mujeres en estado de embarazo porque podría causar un aborto. Así mismo, tampoco se aconseja para las madres en lactancia y las personas con hipertiroidismo