vida moderna

Los alimentos con los que nunca hará falta la vitamina B12 en el cuerpo

Expertos sugieren la ingesta diaria de 2,4 microgramos de esta vitamina.


La vitamina B12 es indispensable para aumentar la energía en el organismo, asimismo, sirve para mejorar la memoria y ayudar a prevenir enfermedades del corazón. Otro de los beneficios que aporta este nutriente es que “previene la pérdida neuronal, tal y como recoge un estudio de Journal of Alzheimer Disease”.

En Medline plus destacan que al ser una vitamina del complejo B, también es importante para el metabolismo de proteínas, la formación de glóbulos rojos en la sangre y el mantenimiento del sistema nervioso central.

La deficiencia de la vitamina B12 puede generar anemia, lo que genera síntomas como palidez, debilidad y fatiga. Cuando esta afectación es muy grave, también existe la posibilidad de sufrir dificultad respiratoria y mareos.

Un déficit grave de vitamina B12 puede provocar un daño neurológico y, en consecuencia, ocasionar hormigueo o pérdida de sensibilidad en las manos y los pies, debilidad muscular, pérdida de reflejos, dificultad para caminar, confusión y demencia”, así lo explica el portal Manual MSD.

Los expertos indican que con un análisis de sangre se puede diagnosticar la deficiencia de esta vitamina en el organismo.

La vitamina B12 tiene una función interesante que la diferencia de otras, pues esta se almacena en grandes cantidades, principalmente en el hígado, hasta que es requerida por el organismo. “Si se deja de consumir, los depósitos en el organismo duran entre 3 y 5 años antes de agotarse”, así lo destacan en el sitio web Manual MSD.

Para evitar la deficiencia de vitamina B12, especialistas en Alimente aconsejan el consumo de los siguientes alimentos para proveer al organismo de este nutriente:

Hígado y riñones de animales

Especialmente los de cordero, son ricos en vitamina B12. “Una porción de 100 gramos de hígado de cordero proporciona un increíble 3.571% del valor diario (VD) de vitamina B12″.

Almejas

Este alimento es rico en concentraciones muy altas de vitamina B12. “Se puede obtener de ellas más del 7.000% del VD con solo 20 piezas pequeñas”, explica el mencionado sitio web. Además, en una investigación de Natural Product Research se encontró las almejas poseen una gran variedad de antioxidantes.

Sardinas

Una porción de 150 gramos de sardinas escurridas proporciona el 554 % del valor diario de vitamina B12 que necesita el organismo. Las sardinas también aportan ácidos grasos omega-3, y se ha demostrado que brindan beneficios como reducir la inflamación y mejorar la salud del corazón.

Carne de res

Un filete de bistec también aporta vitamina B12 y “contiene también cantidades razonables de vitaminas B2, B3 y B6, además de minerales de selenio y zinc (11)”.

Salmón

Este alimento es muy popular por sus concentraciones más altas de ácidos grasos omega-3 y es una fuente de vitaminas B. Medio filete de salmón de 178 gramos cocido puede contener el 208 % del valor diario de vitamina B12.

Leche y productos lácteos

La leche y todos sus derivados lácteos aportan para el organismo proteínas y varias vitaminas y minerales, incluida la vitamina B12. Según este portal web, “una taza (240 ml) de leche entera proporciona el 46% del VD de vitamina B12″.

Según Manual MSD, el tratamiento para la deficiencia de este nutriente se puede lograr con “suplementos de vitamina B12, además,para las personas con daño neurológico, vitamina B12 administrada por vía intravenosa”.

En las personas de la tercera edad que sufren de carencia de vitamina B12, lo más recomendado por los especialistas son los suplementos de esta vitamina, pues el déficit puede ser generado por la dificultad para absorber la vitamina de la carne; por lo tanto, es más “fácil absorberla de los suplementos que la de la carne”.