psicología y mente

Motivación: qué es y cómo se consigue según la psicología

Este accionar es importante a la hora de querer cumplir metas y objetivos.


Cuando una persona siente el impulso de realizar o llevar a cabo algo por su propia cuenta es porque está motivado. Desde el área de la psicología, la motivación es esencial para incentivar a mejorar los hábitos de vida.

De hecho, el portal web ABC Bienestar consigna que se podría considerar como una necesidad para solucionar problemas y aprender del otro.

Sin embargo, existen personas que no se sienten motivadas por diferentes factores que repercuten en su diario vivir. Por ejemplo, escasez económica, falta de autoestima, soledad, entre otros.

En la mira de ayudar a los demás, los estudios en psicología se han centrado en hallar las maneras más eficaces para conseguir estar motivado.

De acuerdo con datos recopilados por Psicología y Mente, las metas se hacen realidad solo cuando una persona realmente se siente motivada para cumplirlas, de lo contrario, la mente tiende a dejar a un lado los sueños y empieza a idear otro objetivo que, posiblemente, también resultará en lo mismo: olvidado, repitiendo el ciclo una y otra vez.

Para los expertos en psicología conductual, se debe entender que un ciclo motivacional es aquel en que un sujeto parte de un equilibrio que se cataloga como homeostasis, según ABC Bienestar.

La Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México define a la homeostasis como “la capacidad que tiene el cuerpo para mantener y regular sus condiciones internas”. En adición, explica que ayuda a asegurar el funcionamiento adecuado del cuerpo.

En vista de la importancia de sentirse motivado, Psicología y Mente comparte un par de estrategias y claves psicológicas para aumentar el impulso de querer efectuar algo y llegar hasta el final.

1. Positividad: los pensamientos juegan un papel fundamental al momento de llevar a cabo una actividad. En ese sentido, los especialistas detallan que no se debe olvidar pensar en positivo, ya que así se combate al discurso interno del “no puedo”, además, eso hace parte de ser una persona vitamina; aquella que apoya, inspira, anima, transmite confianza y saca lo mejor de los demás, según La Vanguardia.

Felicidad, feliz, alegría
Para ser una persona vitamina hay que dejar a un lado los traumas pasados. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images

2. Imaginación: la persona que busca motivación día tras día debería imaginarse logrando sus propósitos. Para ello, solo hay que cerrar los ojos por varios minutos, visualizar lo que desea lograr y a su vez preguntarse: ¿Cómo me sentiré, con quién lo compartiré?

3. Competencia sana: existen casos en los que los sueños y metas son iguales a los del círculo cercano de familiares o amigos, pero eso no quiere decir que sea algo malo. Psicología y Mente comparte que en vez de ver a esa persona como un obstáculo, pueden construir algo juntos. Si esto pasa, las metas deben ser ponderadas y equitativas.

4. Listas: es un ejercicio que la psicología suele utilizar, ya que se considera a la escritura como un modo de expresión, una práctica que produce a la lectura del ser interno. Según el literato Armando Petrucci, la escritura es parte de la cotidianidad de la vida urbana y eso hace que se contemple como un modelo a seguir.

Así las cosas, hacer una lista que consigne las razones para seguir motivado es una clave para sentirse bien consigo mismo.

Sumando a esto, en la búsqueda de la motivación, también se podría: