La artritis remautoide
La hipercalcemia puede ser la causante de enfermedades graves - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Nivel elevado de calcio en la sangre: ¿cómo regularlo?

La hipercalcemia puede causar enfermedades graves que afectan el funcionamiento del cerebro, el corazón, entre otros.

La hipercalcemia es una enfermedad en la que el nivel de calcio en la sangre está por encima de lo normal. Demasiado calcio en la sangre puede debilitar los huesos, formar cálculos renales e interferir en el funcionamiento del corazón y el cerebro.

La hipercalcemia suele ser el resultado de la hiperactividad de las glándulas paratiroides. Estas cuatro glándulas están situadas en el cuello, cerca de la glándula tiroides. Además, el portal Mayo Clinic señala que existen otras causas de la hipercalcemia, como el cáncer, junto con otros trastornos médicos específicos, algunos medicamentos y el uso excesivo de suplementos de calcio y vitamina D.

Según el portal Medline Plus, hombres y mujeres de cualquier edad pueden tener un alto nivel de calcio en la sangre, sin embargo, es más común en mujeres de más de 50 años (después de la menopausia). En la mayoría de los casos, es debido a hiperparatiroidismo.

Artritis
La falta de calcio en la sangre puede causar osteoporosis - Foto: Getty Images

Síntomas

Los casos más graves producen signos y síntomas relacionados con las partes del cuerpo afectadas por los altos niveles de calcio en la sangre. A continuación algunos ejemplos:

Los riñones

El exceso de calcio hace que los riñones trabajen más duro para filtrarlo. Esto puede provocar sed excesiva y micción frecuente.

Aparato digestivo

La hipercalcemia puede causar malestar estomacal, náuseas, vómitos y estreñimiento.

Huesos y músculos

En la mayoría de los casos, el exceso de calcio en la sangre proviene de los huesos, lo cual los debilita. Esto puede causar dolor en los huesos y debilidad muscular.

Cerebro

La hipercalcemia puede interferir en el funcionamiento del cerebro, lo que provoca confusión y fatiga.

Corazón

En algunas ocasiones, la hipercalcemia grave puede interferir en la función cardíaca, lo cual causa palpitaciones y desmayos, indicaciones de arritmia cardíaca y otros problemas cardíacos.

Además de construir huesos y dientes fuertes, el calcio ayuda a los músculos a contraerse y a los nervios a transmitir señales. Generalmente, si no hay suficiente calcio en la sangre, las glándulas paratiroides secretan una hormona que provoca lo siguiente:

  • Hace que los huesos liberen calcio en la sangre.
  • Hace que el tubo digestivo absorba más calcio.
  • Hace que los riñones excreten menos calcio y activen más vitamina D, el cual cumple un rol fundamental en la absorción de calcio.
  • Este equilibrio sutil entre una cantidad insuficiente de calcio en la sangre y la hipercalcemia puede verse alterado por varios factores.

Causas de la hipercalcemia

  • Glándulas paratiroides hiperactivas (hiperparatiroidismo): esta es la causa más frecuente de hipercalcemia, la cual puede provenir de un pequeño tumor no canceroso (benigno) o del agrandamiento de una o más de las cuatro glándulas paratiroides.
  • Cáncer: el cáncer de pulmón y el cáncer mamario, así como algunos cánceres de la sangre, pueden aumentar el riesgo de hipercalcemia. La diseminación del cáncer (metástasis) a los huesos también aumenta el riesgo.
  • Otras enfermedades: la tuberculosis y la sarcoidosis pueden elevar los niveles de vitamina D en la sangre, lo que estimula el tubo digestivo para que absorba más calcio.
  • Factores hereditarios: un trastorno genético poco frecuente, conocido como “hipercalcemia hipocalciúrica familiar”, causa un aumento del nivel de calcio en la sangre debido a receptores de calcio defectuosos en el organismo. Esta afección no causa síntomas ni complicaciones de hipercalcemia.
  • Inmovilidad: las personas que tienen una enfermedad la cual las obliga a permanecer sentadas o acostadas durante mucho tiempo, pueden desarrollar hipercalcemia. Con el paso del tiempo, los huesos que no soportan peso, liberan calcio en la sangre.
  • Deshidratación grave: una causa frecuente de la hipercalcemia leve o transitoria es la deshidratación. El hecho de tener menos líquido en la sangre provoca un aumento de las concentraciones de calcio.
  • Medicamentos: algunos fármacos, como el litio, utilizado para tratar el trastorno bipolar, podrían aumentar la liberación de la hormona paratiroidea.
  • Suplementos: con el paso del tiempo, tomar una cantidad excesiva de suplementos de calcio o vitamina D puede aumentar los niveles de calcio en la sangre por encima de lo normal.

Complicaciones

Osteoporosis

Si los huesos siguen liberando calcio en la sangre, es probable que las personas puedan tener osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos. Esta afección puede provocar fracturas, curvatura de la columna vertebral y disminución de la estatura.

Cálculos renales

Si la orina contiene demasiado calcio, pueden formarse cristales en los riñones. Con el tiempo, los cristales pueden unirse y formar cálculos renales. Expulsar un cálculo puede ser sumamente doloroso.

Insuficiencia renal

La hipercalcemia grave puede dañar los riñones y restringir su capacidad para limpiar la sangre y eliminar líquido.

Problemas del sistema nervioso

La hipercalcemia grave puede provocar desorientación, demencia y coma, que puede ser mortal.

Ritmo cardíaco anormal (arritmia)

La hipercalcemia puede afectar los impulsos eléctricos que regulan los latidos del corazón y hacer que el corazón lata irregularmente.

Tratamiento para la hipercalcemia

Según el portal Middlesex Health, si la hipercalcemia es leve, el médico podría elegir vigilar y esperar para controlar los huesos y riñones a lo largo del tiempo y así asegurarse de que siguen estando sanos.

En el caso de una hipercalcemia más grave, el médico podría recomendar medicamentos o el tratamiento de la enfermedad subyacente, incluida la cirugía.

Medicamentos

En algunos casos, el médico podría recomendar lo siguiente:

Calcitonina (Miacalcin): esta hormona del salmón controla los niveles de calcio en la sangre. Las náuseas leves pueden ser un efecto secundario.

Calcimiméticos: este tipo de medicamento puede ayudar a controlar las glándulas paratiroides hiperactivas. El Cinacalcet ha sido aprobado para el manejo de la hipercalcemia.

Bifosfonatos: medicamentos intravenosos para la osteoporosis, que pueden reducir rápidamente los niveles de calcio, se utilizan a menudo para tratar la hipercalcemia causada por el cáncer. Los riesgos asociados con este tratamiento incluyen la ruptura (osteonecrosis) de la mandíbula y ciertos tipos de fracturas de muslos.

Denosumab (Prolia, Xgeva): este fármaco se suele utilizar para tratar a las personas con hipercalcemia causada por el cáncer que no responden bien a los bifosfonatos.

Prednisona: si la hipercalcemia es causada por altos niveles de vitamina D, el uso a corto plazo de píldoras de esteroides como la prednisona suele ser útil.

Líquidos intravenosos y diuréticos: los niveles extremadamente altos de calcio pueden ser una emergencia médica. Es posible que la persona necesite ser hospitalizada para recibir tratamiento con líquidos por vía intravenosa y diuréticos para reducir rápidamente el nivel de calcio y así evitar problemas de ritmo cardíaco o daños en el sistema nervioso.