microondas
microondas - Foto: Getty Images/Image Source

vida moderna

¡Ojo! Este es el listado de alimentos que nunca deben llevarse al microondas

Algunos de estos alimentos podrían generar una explosión del electrodoméstico.

Aunque se sabe que todos los electrodomésticos cumplen una función muy importante en la cotidianidad de las familias, el microondas es uno de los preferidos en cualquier cocina, gracias a que sirve para calentar, cocinar y descongelar, tareas que en definitiva facilitan la vida y reducen el tiempo de las preparaciones, así como el tiempo de alistamiento de cualquier merienda que requiera servirse caliente.

Sin embargo, es importante que se esté atento al listado de alimentos y elementos que no se deben meter dentro del microondas, con el fin de que el aparato no sufra daños y que la persona que lo manipula no se vea expuesta a un accidente casero.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de España, hay que tener mucho cuidado con los alimentos y objetos que se introducen en este electrodoméstico dado que incluso podrían provocar un incendio.

La primera alerta se da al cocer los huevos con la cáscara. De acuerdo con la organización, debido a que el microondas calienta el interior del huevo, se crea una acumulación de vapor y por ende este puede llegar a explotar dentro del electrodoméstico o recién sacado de él.

En caso de necesitar el electrodoméstico para esta labor, se debe recurrir a utilizar ciertos recipientes disponibles en el mercado especiales para hacerlo, de lo contrario, lo mejor será optar por la tradición y ponerlos a hervir en agua en la estufa.

En segundo lugar, la OCU recomienda no calentar chiles, ají o guindillas en el microondas, así como algún plato que contenga alguno de los derivados del pimiento picante. La razón, explica, es porque este pimiento libera grandes cantidades de capsaicina, el componente que genera el picante.

En ese sentido, cuando se abra la puerta del microondas para sacar el plato, los compuestos químicos naturales se liberarán en el aire, lo que podría generar irritación en los ojos, como pasa con la cebolla. Por ello, en caso de que se requiera utilizar el microondas para eso, lo más recomendable es que una vez terminada la cocción se deje abierta la puerta del microondas para que se liberen los vapores y no acercar la cara al plato.

El tercer grupo de alimentos que no se aconseja introducir en el microondas son las verduras de hojas verdes. Según la OCU, esta clase de verdura necesita humedad, motivo por el que, si se introducen en seco, se pueden producir chispas y propiciar una explosión del aparato.

Es por ello que si se requiere cocinar verduras en este electrodoméstico, se debe contar con un recipiente especial para cocinar al vapor y no pasarse del tiempo que este debe estar dentro del microondas.

Del mismo modo, las salsas de tomate, cualquiera que sea su tipo, son demasiado espesas como para permitir que se escape el calor, así como el vapor que se origina durante la cocción, lo que hace que se produzcan pequeñas explosiones que ensucian el microondas. Asimismo, algunas de las bolsas de aire que se producen en la salsa mientras se calienta pueden llegar a explotar cuando se saca el plato, lo que podría quemar a quien manipule la preparación, así como manchar la ropa.

Pese a que calentar agua es uno de los usos más comunes que se le da al microondas, dado que sirve para facilitar la preparación de infusiones y demás, la OCU indica que al hacerlo se puede producir un fenómeno de sobrecalentamiento que consiste en el acumulamiento de energía en el agua sin que llegue a hervir y después, al meter una bolsa de infusión o cualquier otro elemento, el agua podría empezar a hervir bruscamente y quemar a quien manipule el recipiente.

En caso de hacerlo, lo mejor será ponerse unos guantes o algún elemento para proteger las manos y con ello evitar quemaduras por salpicaduras.

En sexto lugar, la organización aconseja no meter uvas al microondas, pues este alimento puede producir chispas y hasta fuego, debido al vapor que acumulan al calentarse.

Ahora bien, con respecto a objetos o materiales que no se deben introducir en el microondas, están en primer lugar las bolsas de papel o de plástico. De acuerdo con la OCU esto puede ser bastante peligroso dado que las bolsas de papel producen vapores peligrosos cuando se calientan, que incluso podrían provocar un incendio.

En cuanto a las bolsas de plástico, este es un material que se puede fundir y así migrar sustancias perjudiciales a los alimentos.

Del mismo modo, no es aconsejable introducir palillos de madera al microondas, teniendo en cuenta que la madera es un material altamente inflamable y por ende se pueden incendiar fácilmente dentro del electrodoméstico, causando una fuerte explosión.

Y, por último, la organización también desaconseja poner a andar el electrodomésticos sin nada dentro, pues esta situación provoca que al no encontrar nada, las microondas destinadas a calentar los alimentos choquen de nuevo contra las paredes del aparato, provocando importantes daños al microondas.