Iglesias
Existen muchas oraciones en el Cristianismo. - Foto: Getty Images

vida moderna

Oraciones de diciembre para cerrar el año

Algunas personas tienen por costumbre recurrir a diferentes oraciones para celebrar la Navidad o el final del año.

Para las personas que creen en el Dios de la religión cristiana, orar es una acción importante, pues es la forma en la que se comunican con él. Existen diferentes tipos de oración, según la intención, el propósito o lo que se desee expresar.

El portal web Catholic.net señala una oración para cerrar el año. Cabe destacar que además de esta oración también se pueden utilizar palabras propias.

Oración de fin y principio del año

Señor, Dios, dueño del tiempo y de la eternidad,

tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro.

Al terminar este año quiero darte gracias

por todo aquello que recibí de TI.

Gracias por la vida y el amor, por las flores,

el aire y el sol, por la alegría y el dolor, por cuanto

fue posible y por lo que no pudo ser.

Te ofrezco cuanto hice en este año, el trabajo que

pude realizar y las cosas que pasaron por mis manos

y lo que con ellas pude construir.

Te presento a las personas que a lo largo de estos meses amé,

las amistades nuevas y los antiguos amores,

los más cercanos a mí y los que estén más lejos,

los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar,

con los que compartí la vida, el trabajo,

el dolor y la alegría.

Pero también, Señor hoy quiero pedirte perdón,

perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado,

por la palabra inútil y el amor desperdiciado.

Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho,

y perdón por vivir sin entusiasmo.

También por la oración que poco a poco fui aplazando

y que hasta ahora vengo a presentarte.

Por todos mis olvidos, descuidos y silencios

nuevamente te pido perdón.

En los próximos días iniciaremos un nuevo año

y detengo mi vida ante el nuevo calendario

aún sin estrenar y te presento estos días

que sólo TÚ sabes si llegaré a vivirlos.

Hoy te pido para mí y los míos la paz y la alegría,

la fuerza y la prudencia, la claridad y la sabiduría.

Quiero vivir cada día con optimismo y bondad

llevando a todas partes un corazón lleno

de comprensión y paz.

Cierra Tú mis oídos a toda falsedad y mis labios

a palabras mentirosas, egoístas, mordaces o hirientes.

Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno

que mi espíritu se llene sólo de bendiciones

y las derrame a mi paso.

Cólmame de bondad y de alegría para que,

cuantos conviven conmigo o se acerquen a mí

encuentren en mi vida un poquito de TI.

Danos un año feliz y enséñanos

a repartir felicidad.

Amén

Padre Nuestro

Una de las oraciones más conocidas del Cristianismo y muy popular en la religión católica es el “Padre Nuestro”. Este es un rezo, que según la Biblia, fue mencionado por Jesús (el Hijo de Dios, en el cristianismo) cuando le enseñó a sus doce discípulos (quienes le seguían a todas partes) cómo orar a su “padre”, que para ellos significa Dios. Este acontecimiento puede encontrarse en el capítulo 11 del Evangelio según San Lucas (libro de la Biblia cristiana).

Padre nuestro que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu Reino;

hágase tu voluntad

en la tierra como en el cielo.

Danos hoy

nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas,

como también nosotros perdonamos

a los que nos ofenden;

no nos dejes caer en la tentación,

y líbranos del mal.

Amén.

Gloria al padre

Gloria al Padre

y al Hijo

y al Espíritu Santo.

Como era en el principio,

ahora y siempre,

por los siglos de los siglos.

Amén.