vida moderna

Otitis: ¿cómo detectar los síntomas y cuáles son las causas?

Esta afección es bastante dolorosa.


Los oídos cumplen múltiples funciones relevantes para el ser humano. Por un lado, este órgano es el encargado de receptar las ondas sonoras que luego adquieren sentido en el cerebro. Y, por otra parte, tiene un rol fundamental en el mantenimiento del equilibrio del cuerpo de las personas.

Es por estos motivos que cuidar de su salud resulta de gran importancia, en cualquier etapa de la vida. Entre las afecciones ajenas a la edad se encuentra la otitis, también conocida como infección del oído.

Si bien esta enfermedad suele ser común en los niños, los más adultos también pueden ser vulnerables a contraerla. Según explica la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, Medline Plus, este es uno de los principales malestares por los que los padres llevan a los niños al médico.

Sordera, pérdida de audición, tinnitus, hipoacusia, oreja, oído, sordo, escuchar
Si bien esta enfermedad suele ser común en los niños, los más adultos también pueden ser vulnerables a contraerla. Según explica la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, Medline Plus, este es uno de los principales malestares por los que los padres llevan a los niños al médico. - Foto: Getty Images

Pero, ¿en qué consiste? El referido portal explica que no hay un único tipo de infección de oído, pero la más frecuente de ellas es la otitis media, cuyo nombre se debe a que se origina justamente en la parte del oído medio detrás del tímpano.

Su gravedad, agregan desde un artículo de la Clínica Universidad de Navarra, puede variar desde aguda a crónica, según el tiempo que persista la condición. En ese sentido, se considera que la otitis es crónica cuando se mantiene por más de 12 semanas, es decir, tres meses.

¿Cuáles son los síntomas de la otitis?

La infección del oído puede ser una de las afecciones más incómodas, puesto que tienden a producir un fuerte dolor en dicha parte del cuerpo. De acuerdo con el sitio web de la Clínica Universidad de Navarra, este dolor suele estar acompañado de otros síntomas como la fiebre, la irritabilidad, secreciones o un timbre constante en el oído, también llamado tinnitus.

También puede ser de interés:

Lo anterior en su condición menos grave, porque cuando se prolonga por más de 10 semanas, es decir, una otitis crónica, puede causar la pérdida de la audición, siendo este el indicador de la gravedad de la infección, precisa la entidad de salud.

Al estar relacionado con el equilibrio, puede ser que las personas que tengan la infección también presenten una sensación de vértigo.

¿Qué factores provocan la infección del oído?

Como se indicó inicialmente, existen diversas infecciones de oído, clasificadas de acuerdo con la zona en la que se presente, así pues: está la otitis externa, la otitis media, la infección aguda del oído, la infección crónica del oído y la otitis media con derrame.

Generalmente, según precisan desde Mayo Clinic, en el caso de la otitis media, la molestia se origina por una bacteria que se aloje en dicha zona. Esto puede suceder a raíz de otras afecciones de base, como los resfriados y alergias, las cuales se caracterizan por provocar inflamación de las trompas de Eustaquio, que se encuentran en esa área del oído.

Debido a la exposición de los niños a distintas bacterias y virus en el ambiente, son más susceptibles a sufrir de otitis.

El tratamiento se puede realizar desde casa, bajo la supervisión de los profesionales de salud, quienes -se sugiere- sean los únicos que determinen el diagnóstico para evitar tratar inadecuadamente otras posibles enfermedades.

“En los pacientes con otitis crónica, el síntoma más claro es la pérdida de audición y su tratamiento se determinará según cada caso”, indican los profesionales del portal Top Doctors.

Para prevenir el desarrollo de la enfermedad se recomienda cuidar la higiene general, procurando que ninguna sustancia ingrese en el conducto del oído y secando correctamente esta parte del cuerpo luego de tomar una ducha o sumergirse en el agua. También es importante curar y prevenir los resfriados y gripes.