Hombre que tiene un ataque al corazón / dolor en el pecho en un fondo aislado.
Las punzadas en el área del pecho, cerca al corazón, no significan directamente que se está sufriendo un ataque cardíaco. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

Pinchazos en el corazón: ¿en qué momento hay que preocuparse e ir al médico?

Es importante realizar chequeos médicos frecuentemente para revisar la salud cardíaca.

Algo que puede preocupar a muchas personas es sentir una punzada o un “pinchazo” repentino en el corazón. Este tipo de dolores está relacionado con infartos o enfermedades cardíacas. Sin embargo, “estos síntomas son producidos por la acumulación de placas en las arterias coronarias, que al bloquearse llega menos sangre al corazón. Surgen inesperadamente y alteran la respiración”, explica el Hospital Fuensanta.

Este síntoma no significa un accidente cardiovascular, como muchos suelen pensar. Este síntoma puede presentarse por varios factores:

  • Tensión muscular en el cuerpo, que al ser muy elevada, impide una respiración normal.
  • Hiperactividad vegetativa, en la que el ritmo cardíaco es más fuerte de lo normal, produciendo náuseas y causando que el individuo respire con más fuerza.

Según explican los expertos del Hospital Fuensanta, estos pinchazos se presentan sin hacer ningún esfuerzo. Aunque el dolor es intenso y puede llegar a preocupar a las personas, en pocos minutos desaparece.

Sin embargo, es importante saber que si se presentan con mucha frecuencia, hay que consultar a un médico y verificar que todo esté bien.

Pericarditis

La pericarditis suele provocar un dolor agudo en el pecho, que puede ser uno de los síntomas iniciales de la enfermedad, el cual se produce por la irritación de las capas del pericardio y se frotan entre sí. Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, menciona sus otros síntomas:

  • El dolor normalmente se produce detrás del esternón o en el lado izquierdo del pecho.
  • Puede extenderse al hombro izquierdo y al cuello.
  • A menudo, se intensifica al toser o acostarse. Igualmente, al respirar profundamente.
  • Estar sentado e inclinarse hacia adelante suele aliviar el dolor.
  • Hinchazón abdominal o en las piernas.
  • Tos.
  • Fatiga o sensación general de debilidad o decaimiento.
  • Fiebre baja.
  • Palpitaciones fuertes o ritmo cardíaco acelerado (palpitaciones cardíacas).
  • Falta de aire al estar recostado.

Esta afección, generalmente, se presenta levemente y puede desaparecer sin un tratamiento. En casos graves, los médicos pueden recomendar la toma de medicamentos o cirugía, en casos extremos.

Miocarditis

La miocarditis es una afección poco común. Según explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, en la mayoría de los casos es causada por una infección que afecta el corazón, como el virus de la gripa, virus coxsackie, el parovirus, el citomegalovirus, el adenovirus, entre otros.

Síntomas

En algunas personas, no se presentan síntomas. En las que sí, son similares a los de una gripa:

  • Dolor torácico que se puede asemejar a un ataque cardíaco.
  • Fatiga y sensación de desmayo.
  • Fiebre y otros signos de infección, incluso dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de garganta, diarrea o erupciones cutáneas.
  • Inflamación o dolor articular.
  • Hinchazón de las piernas.
  • Palidez, manos y pies fríos (señal de una mala circulación).
  • Respiración rápida.
  • Ritmo cardíaco rápido.
  • Desmayo, a menudo relacionado con ritmos cardíacos irregulares.
  • Poca producción de orina.

Hidratación para un corazón saludable

El agua es importante para la salud cardiovascular del ser humano. Así lo explica la Fundación Española del Corazón: “Si bebemos menos agua de la que nuestro organismo necesita pueden comenzar a fallar algunas funciones del organismo y que se vea comprometida nuestra salud cardiovascular. Ocurre por ejemplo cuando la deshidratación lleva a una mala función renal y esta provoca la aparición de arritmias”.

Mantenerse hidratado disminuye el riesgo de desarrollar problemas del corazón. Sobre esa misma línea, Sanitas, entidad de salud, señala los diferentes beneficios que tiene este líquido para el organismo:

  • Alivia la fatiga.
  • Evita el dolor de cabeza y las migrañas.
  • Regula la temperatura del cuerpo.
  • Reduce el riesgo de cáncer.
  • Mejora el sistema inmunológico.
  • Resuelve el mal aliento.
  • Ayuda a perder peso.