vida moderna

¿Por qué salen bolas o bultos en la espalda?

Algunos de estos pueden ser benignos.


Algunas personas han observado en su espalda alguna bola o bulto, que en la mayoría de veces, no es un motivo de preocupación, pero hay que prestar atención a las características, colores, dolores, entre otras.

Por ello, el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde reveló las cuatro principales causas de una bola o bulto en la espalda:

1. Lipoma: Un lipoma es un bulto de grasa de crecimiento lento que, la mayoría de las veces, se sitúa entre la piel y la capa muscular oculta que se siente pastoso y, por lo general, no duele, y se mueve con facilidad al presionarlo ligeramente con los dedos.

Además, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explicó que, a menudo, los lipomas no se detectan en la edad adulta y el tratamiento del lipoma consiste en la realización de una cirugía para remoción, pero por lo general, no se necesita tratamiento.

2. Quiste sebáceo: Es una bolsa que se forma bajo la piel y contiene una sustancia viscosa y grasa (sebo) rica en queratina, una proteína que forma parte de la capa más superficial de la piel, los pelos o las uñas, según el Grupo Sanitas de España. Además, explicó que son quistes de tipo benigno que crecen lentamente con mayor frecuencia en el cuero cabelludo, aunque también es habitual encontrarlos en la cara, la parte posterior de las orejas, la espalda, el escroto o las piernas.

Asimismo, explicó que cuando son pequeños, la aplicación de calor húmedo sobre el quiste puede facilitar la ruptura de la piel y, por tanto, su drenaje, pero en el caso de que el quiste sea de un tamaño considerable, que esté muy inflamado y sea doloroso o sensible al tacto, puede ser conveniente extirparlo de forma quirúrgica.

3. Forúnculos: En una infección en la raíz del pelo y pueden aparecer en cualquier parte de la piel, pero aparecen principalmente en el rostro, la nuca, las axilas, los muslos y los glúteos, que son zonas con vello donde es más probable que se sude o que haya fricción.

De hecho, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señaló que los forúnculos son muy comunes y en la mayoría de los casos son causados por las bacterias Staphylococcus aureus. También, pueden ser provocados por otras bacterias u hongos que se encuentran en la superficie de la piel. Adicional, el daño al folículo piloso permite que la infección penetre más profundamente dentro del folículo y en el tejido por debajo de este.

Así las cosas, el tratamiento es aplicar un paño o una compresa tibia en el área afectada varias veces al día, durante unos 10 minutos cada vez, ya que esto ayuda a que el forúnculo se rompa y drene más rápido.

4. Cáncer: El cáncer de piel se manifiesta principalmente en las zonas de la piel más expuestas al sol, como el cuero cabelludo, el rostro, los labios, las orejas, el cuello, el pecho, los brazos y las manos, y, en el caso de las mujeres, las piernas, pero también puede formarse en áreas que rara vez ven la luz del día como las palmas de las manos, debajo de las uñas de las manos o de los pies y el área genital.

Así las cosas, aunque, como ya mencionó, la mayoría de veces el surgimiento de una bola en la espalda no es motivo para preocupación, pero es importante consultar a un experto de la salud si el bulto en la espalda:

  • Crece.
  • Drena pus.
  • Duele, se encuentra enrojecida y caliente al tacto.
  • Se encuentra endurecida y no se mueve con el tacto.
  • Vuelva a crecer luego de ser removido.

Adicional, porque la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Con sencillos ejercicios en casa se puede aliviar el dolor de espalda. Foto: GettyImages
Los bultos en la espalda no son un motivo de preocupación, por lo general. - Foto: Foto Gettyimages