vida moderna

¿Cómo prevenir el dolor de espalda? Cuatro recomendaciones para evitarlo

El dolor de espalda agudo dura desde unos pocos días hasta unas semanas.


Por lo general, el dolor de espalda es una de las razones más comunes de absentismo laboral y suele ser un dolor bastante incómodo que puede llevar a debilitar toda la columna vertebral. El dolor de espalda puede aparecer como resultado de una lesión, actividades fuertes y algunas enfermedades.

Cabe mencionar que a medida que las personas envejecen, aumentan las posibilidades de desarrollar dolor lumbar, lo cual se debe a distintos factores como una enfermedad degenerativa de los discos. Como tal, el dolor en la espada baja puede estar relacionado con la columna ósea lumbar, los discos entre las vértebras, los ligamentos alrededor de la columna y los discos, la médula espinal y los nervios, los músculos lumbares.

Del mismo modo, el dolor en la espalda alta puede ocasionar debido a trastornos de la aorta, tumores en el pecho e inflamación de la columna. Para tratar este dolor, el importante implementar buenos hábitos desde temprano edad y practicar algunos ejercicios para tratar el dolor. Por ello, el portal web Health da a conocer algunas recomendaciones que pueden ayudar a fortalecer la columna vertebral y evitar el dolor de espalda:

  • Hacer ejercicios de fortalecimiento y de estiramiento de los músculos por lo menos dos días a la semana. Uno de los que más ayuda a fortalecer los discos de la columna es la posición de cobra, donde solamente se debe acostar boca abajo y luego elevar el troco del cuerpo hacia arriba con ayuda de las manos. En la posición se debe mantener la mirada hacia el techo y sin dejar elevar las piernas.
  • Otro ejercicio sencillo y muy útil para tratar el dolor de espalda es pararse y sentarse con la espalda recta. Lo ideal es mantener esta posición todo el tiempo mientras se están realizando distintas funciones.
  • Es importante evitar levantar cosas pesadas, pero si es necesario, lo mejor es doblar las rodillas y mantener la espalda recta. De esta forma, los músculos de las piernas harán el mayor esfuerzo.
  • Además de estos ejercicios, varios expertos aconsejan practicar yoga, ya que los ejercicios que se practican ayudan a fortalecer la espalda y a evitar futuros dolores en esta zona. Del mismo modo, se recomienda hacer meditaciones guiadas en las que se tenga una posición de la columna vertebral totalmente recta, con el fin de entrenar el cuerpo y prolongar esta posición en toda ocasión.

Cabe mencionar que el dolor de espalda puede ser agudo o crónico. Con frecuencia, cuando el dolor tiene una corta duración, es decir, que es agudo, dura pocos días y a menudo es causado por un accidente, una caída o levantar algo muy pesado. Este dolor mejora con el tiempo y en algunas ocasiones no requiere de un tratamiento como tal.

En cuando al dolor de espalda crónico, este suele durar más de tres meses, pero es menos común que el dolor agudo. Cuando surge este caso, en la mayoría de veces se puede tratar sin una cirugía, pero cuando el problema se agudiza es necesaria una intervención quirúrgica.

Como tal, todas las personas son propensas a sufrir este dolor, pero las personas que más tienen riesgo son las mujeres en estado de embarazo, las personas que desarrollan una mala postura, quienes no se mantienen físicamente activos, pacientes con sobrepeso y personas con artritis o cáncer.