vida moderna

Presión arterial: ¿es verdad que consumir alcohol la eleva?

Según la Liga Mundial de Hipertensión, cuatro de cada 10adultos en el mundo padece esta afección.


La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre al cuerpo, mientras que la hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta, de acuerdo con Medline Plus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, que además explica que esta se mide de la siguiente forma:

  • Una presión arterial normal es menor a 120/80 mm Hg la mayoría de las veces.
  • Una presión arterial alta (hipertensión) es mayor a 130/80 mm Hg la mayoría de las veces.
  • Si el número superior de la presión arterial está entre 120 y 130 mm Hg y el número inferior es menor a 80 mm Hg, se denomina presión arterial elevada.

La biblioteca también explicó que hay muchos factores que pueden afectar la presión arterial, como la cantidad de agua y de sal que tiene el cuerpo de cada persona, el estado de los riñones, el sistema nervioso, los vasos sanguíneos y los niveles hormonales. Otro de los factores menos comunes cuando se habla de esta afección y su influencia en ella es el alcohol.

Según la Clínica Mayo, consumir más de tres bebidas alcohólicas de una sola vez puede elevar la presión arterial temporalmente, pero consumir compulsivamente de manera reiterada puede provocar aumentos a largo plazo.

Presión alta
Los médicos recomiendan que si una persona sufre de presión arterial alta evite el alcohol o lo beba con moderación. - Foto: Getty Images

Para comprender qué implica demasiado alcohol y cómo impacta esto la presión arterial, la Clínica especifica las definiciones de beber en exceso:

  • El consumo compulsivo de alcohol se refiere a cuatro o más bebidas dentro de un período de dos horas para las mujeres y cinco o más bebidas dentro de un período de dos horas para los hombres.
  • Beber moderadamente es consumir una copa por día para las mujeres, dos en el caso de los hombres.
  • Beber en exceso es consumir más de tres copas por día para las mujeres, cuatro en el caso de los hombres.

“Las personas que beben en exceso y logran reducir el consumo hasta beber moderadamente pueden disminuir su lectura máxima de presión arterial (presión sistólica) en aproximadamente 5,5 milímetros de mercurio (mm Hg) y su lectura mínima (presión diastólica) en aproximadamente 4 mm Hg”, afirma el médico Francisco Lopez-Jimenez, de la Clínica Mayo.

El experto asegura que si una persona sufre de presión arterial alta es recomendable que evite el alcohol o lo beba con moderación, lo que implica una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres.

Una bebida, según Lopez-Jimenez, equivale a 12 onzas (355 mililitros) de cerveza, cinco onzas (148 mililitros) de vino o 1,5 onzas (44 mililitros) de licores destilados de 80 grados.

Asimismo, el médico recuerda que el alcohol tiene calorías y puede contribuir a un aumento de peso no deseado, y este es un factor de riesgo de presión arterial alta. “Además, el alcohol puede interactuar con determinados medicamentos para la presión arterial y afectar el nivel del medicamento en tu cuerpo, o aumentar los efectos secundarios”, puntualizó.