Tendencias
Cólicos
Los calambres en la zona baja del abdomen pueden ser producto de la menstruación u otras enfermedades. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Qué alimentos evitar cuando se sufre de cólicos menstruales?

Si el dolor interfiere cada mes con las actividades diarias, es mejor acudir al médico para descartar afecciones graves.

Cada mes, el cuerpo de la mujer experimenta una serie de cambios en preparación para la posibilidad de un embarazo. En este ciclo, pueden presentarse dolores que son tan molestos para algunas mujeres que se convierten en insoportables.

Debido a ello, hay algunos países en el mundo en el que el ciclo menstrual es motivo de acceder a una licencia para que las mujeres puedan faltar a sus obligaciones laborales o académicas. Este dolor también es conocido como cólico o dismenorrea.

Estos son dolores punzantes que experimentan las mujeres en la parte inferior del abdomen, algunas los sienten antes o durante su ciclo menstrual y la intensidad varía según cada mujer, pues para otras, la molestia es apenas dolorosa.

Los dolores menstruales no se dan necesariamente los días en los que hay presencia de flujo, estos pueden empezar hasta unos cuatro días atrás. Asimismo, se pueden tener otros síntomas, como dolor de espalda baja, náuseas, diarrea y dolores de cabeza.

La recomendación es asistir al médico si los cólicos menstruales interrumpen la vida todos los meses, si los síntomas empeoran gradualmente o si la mujer empieza a tener cólicos intensos después de los 25 años, ya que puede significar el desarrollo de enfermedades como la endometriosis.

¿Cómo reducir los cólicos menstruales de manera natural?
Los cólicos pueden ser reducidos de manera natural, bajo supervisión médica. - Foto: Getty Images

Cuando los cólicos son productos de la naturaleza de la menstruación, es posible aminorarlos evitando el consumo de algunos alimentos, que, según el portal Mejor con salud, pueden incrementar la inflamación en la parte baja del abdomen, provocando mayor dolor en el área.

El mismo medio listó algunos de dichos productos:

Embutidos

Este tipo de alimentos no solo deben ser evitados cuando se tienen cólicos. El contenido nutricional de los embutidos es muy pobre y, en vez de hacer provecho en el organismo, su consumo excesivo puede generar el desarrollo de otras enfermedades como colesterol alto.

En el caso de los dolores abdominales se debe a que este tipo de comidas pueden causar desequilibrios hormonales que promueven la inflamación y por lo tanto, incrementan los cólicos.

Sal

En este caso no es necesario eliminarla por completo, pues muchas personas la prefieren para dar sabor a las comidas. Sin embargo, consumirla en exceso puede causar retención de líquidos, causando dificultades para expulsar deshechos de los riñones.

Por lo anterior, moderar la ingesta de sal no provocará inflamaciones en el área abdominal y, por lo tanto, se presentará menos dolor cuando se está a atravesando por esta fase dolorosa del ciclo menstrual.

Alimentos con cafeína

Muchas personas tienen el hábito de tomar una taza de café para comenzar el día, pero en algunas ocasiones esta cae mal y genera molestias como dolor de estómago, acidez, cólicos, pérdida de apetito e incluso mareos.

Estas molestias se dan debido a que la cafeína aumenta las prostaglandinas, lo que deshidrata el organismo y aumenta la sensibilidad al dolor de algunos músculos. Además del café, existen otros productos que contienen cafeína como el té negro, el chocolate y los refrescos.

Lácteos

Los productos lácteos, dependiendo el organismo de cada mujer, tienden a inflar de gases el estómago e interfieren con la absorción de magnesio, el cual, ayuda a disminuir los calambres que se presentan durante el ciclo menstrual.

En caso de consumirlos, se aconseja que sean deslactosados o vegetales. De este modo, se evita los molestos síntomas que pueden provocar.

Azúcares refinados

El consumo de estos alimentos puede interferir en la actividad del útero. Además, hay que recordar que su ingesta puede causar problemas en los niveles de glucosa, por lo que se deben comer con precaución para evitar problemas como la diabetes.

Entre los productos que poseen este tipo de azúcar están: postres, golosinas, bollería y algunos cereales que suelen consumirse en el desayuno.