Tendencias
Uvas verdes y moradas
Tanto las uvas verdes como las moradas ofrecen diversos benefocios al organismo. - Foto: Getty Images

salud

¿Qué diferencias hay entre la uva verde y la morada?

Estas frutas son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales.

Las uvas son un alimento milenario con alto valor nutritivo, ideales para ser incluidas en una dieta saludable. Pertenecen a la familia de las vitáceas y, dependiendo de su color, aportan diversos beneficios al organismo.

Si bien tienen fama de ser una fruta con mucho azúcar, las uvas no tienen un índice glucémico elevado y no son demasiado calóricas e incluso pueden ayudar a regular los niveles de glucosa en la sangre.

Además, son ricas en fibra, en carbohidratos, vitamina C y entre sus minerales destacan el potasio, el cobre y el hierro, aunque también contienen calcio, fósforo, magnesio, manganeso, azufre y selenio, de acuerdo con un artículo publicado en el diario La Vanguardia, de España.

Esta es una fruta rica en antioxidantes, los cuales se encuentran principalmente en su cáscara, hojas y semillas, proporcionando diversos beneficios para la salud, como prevenir el cáncer, evitar la fatiga muscular y mejorar el funcionamiento del intestino.

Cada variedad de ellas posee propiedades específicas, obteniéndose más beneficios cuando se varía el consumo de uvas verdes y moradas, asegura el portal de salud y bienestar Tua Saúde.

Las bondades saludables se deben a que las uvas, principalmente las moradas, son ricas en taninos, resveratrol, antocianinas, flavonoides y catequinas, entre otros compuestos, que le proporcionan propiedades bioactivas, asegura la mencionada fuente.

Características de la morada

Dadas sus características, las dos aportan diferentes beneficios para la salud. Por ejemplo, las moradas son una mayor fuente de resveratrol, un antioxidante que está presente en grandes cantidades en su cáscara.

En el listado de beneficios que le brinda a la salud está, por ejemplo, la prevención del cáncer, debido a que, aparte del resveratrol, son ricas en compuestos fenólicos, que son antioxidantes que mantienen el desarrollo adecuado de las células.

De igual forma, la uva de este color ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares: sus componentes antocianinas, taninos y flavonoides ayudan a relajar los vasos sanguíneos, a favorecer la disminución del colesterol y a evitar el surgimiento de aterosclerosis (formación de placas en las arterias).

También son buenas para la cicatrización de heridas, debido a que el resveratrol podría ayudar a acelerar el proceso. Aportan a mejorar la condición de los intestinos, especialmente cuando son consumidas con cáscaras y semillas, lo que aumenta su contenido de fibras, precisa Tua Saúde.

Sus propiedades también son relacionadas con un fortalecimiento del sistema inmune y sus semillas ayudan a cuidar a los riñones e intestinos, afirma el portal Cocina Delirante. Por último, al ser ricas en ácido fólico, pueden ayudar a prevenir el desarrollo de enfermedades como la anemia.

Las bondades de la uva verde

Las uvas verdes, por su parte, pueden plantarse y producirse con mayor facilidad y su consumo también ofrece beneficios importantes al cuerpo.

Por ejemplo, se dice que al ser ricas en minerales como hierro y potasio, aumentan la oxigenación de las células, por lo que son clave para mejorar la circulación.

Al igual que las moradas, pueden aportar en la prevención del cáncer debido a que contienen antioxidantes como catequinas y vitamina C.

Al tener menos azúcar que las uvas moradas y ser ricas en vitamina B1, que es fundamental para el procesamiento de carbohidratos en el organismo, las verdes pueden ayudar a controlar los niveles de glucosa en la sangre, asegura Tua Saúde.

También son ricas en vitaminas K y B1, que son valiosas para aumentar la fijación de calcio en la masa ósea, por lo que ayudan a mantener la salud de los huesos, previniendo el desarrollo de enfermedades como la osteoporosis.

Esta variedad de uvas tiene una importante cantidad de fibra, ayudando a mejorar la actividad intestinal y a combatir problemas como el estreñimiento