Expertos destacan que beber agua también evita consumir demasiadas grasas y calorías. Foto: Getty Images.
Expertos destacan que beber agua también evita consumir demasiadas grasas y calorías. - Foto: Foto: Getty Images.

vida moderna

¿Qué enfermedades son causadas por la falta de agua?

Más de 2.000 millones de personas viven en países con escasez de agua.

El no consumo de agua puede causar deshidratación que es cuando el cuerpo no tiene suficientes líquidos para funcionar bien, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

No obstante, el consumo de agua contaminada supone el mayor riesgo en cuanto a salubridad y transmisión de enfermedades como la diarrea, el cólera, la disentería, la fiebre tifoidea y la poliomielitis, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Asimismo, indicó que el agua para consumo humano microbiológicamente contaminada puede transmitir todas esas enfermedades y, según se calcula, causa 485.000 muertes por diarrea cada año.

Además, explicó que más de 2.000 millones de personas viven en países con escasez de agua, situación que probablemente empeorará en algunas regiones como resultado del cambio climático y el crecimiento de la población y adicional, en el mundo hay al menos 2.000 millones de personas que utilizan una fuente de agua para consumo humano contaminada con heces.

“El agua para consumo humano microbiológicamente contaminada puede transmitir todas esas enfermedades y, según se calcula, causa 485.000 muertes por diarrea cada año, aunque los riesgos químicos más importantes para este tipo de agua provienen del arsénico, el fluoruro o el nitrato, nuevos contaminantes, como productos farmacéuticos, pesticidas, sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS) y los microplásticos son motivo de preocupación pública”, explicó la Organización.

Por su parte, es importante señalar que todos los días se pierde agua a través de la respiración, la transpiración, la orina y las deposiciones. Por tal razón, el consumo diario de este líquido es diferente para los hombres y para las mujeres, ya que existen diferencias entre la ingesta, pero por lo general la mayoría de los hombres necesita aproximadamente 13 tazas de líquido al día y la mayoría de las mujeres necesita cerca de nueve.

Sin embargo, el consumo de agua puede variar dependiendo de las actividades que se realicen día a día. Por ejemplo, si la persona hace ejercicio debe consumir más agua, para cubrir la pérdida de líquidos. Asimismo, si el clima es cálido y se suda más, es recomendable aumentar la ingesta de agua, o si una mujer está embarazada, es posible que necesite más líquidos.

“En ocasiones, los atletas beben demasiada agua en un intento por evitar la deshidratación durante el ejercicio físico prolongado o intenso. Cuando bebes demasiada agua, los riñones no pueden deshacerse del exceso de agua. El contenido de sodio en la sangre se diluye. Esto se conoce como hiponatriemia y puede poner en riesgo la vida”, señaló Mayo Clinic.

Adicional, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señaló en su portal que el agua hace posible todo lo siguiente:

Otro beneficio es que beber agua en las mañanas estimula el reflejo gastrocólico, que hace que al ingerir alimentos con el estómago vacío se produzcan movimientos peristálticos en el intestino, lo que genera que el organismo pueda defecar mejor, de acuerdo con Beatriz Robles, del Instituto de Medicina de Estados Unidos.

El agua también tiene fines estéticos, ya que en ayunas mejora la salud de la piel y hace verla más hidratara y reluciente. Además, es beneficiosa para los músculos y articulaciones.

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y por ello lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.