Tendencias
Los expertos dicen que la ventilación es tan importante como el lavado de manos, el distanciamiento y el uso de mascarillas.
Es recomendable evitar productos para el cuidado de la piel y jabones que contengan alcohol, fragancias, colorantes u otros químicos. - Foto: BBC

vida moderna

¿Qué es bueno para hidratar las manos secas y con arrugas?

La resequedad de la piel puede afectar a cualquier persona.

La resequedad en la piel es un problema frecuente que muchas personas afrontan, sin importar su edad. Si no se le presta suficiente atención puede desencadenar algunos inconvenientes en la salud.

De acuerdo con información de Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la resequedad de la piel se produce cuando ésta pierde demasiada agua y aceite. Así mismo, detalla que este problema puede originar síntomas como:

  • Descamación, descascarado o exfoliación de la piel.
  • Piel que se siente áspera.
  • Rigidez de la piel, especialmente después del baño.
  • Picazón.
  • Grietas en la piel que pueden sangrar.

La resequedad de la piel puede afectar cualquier parte del cuerpo, sin embargo, es más frecuente en las manos, los pies, los brazos y la parte inferior de las piernas. En caso de que los síntomas sean demasiado molestos, es recomendable acudir a un especialista médico para definir el tratamiento adecuado.

Según detalla la página web de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) la piel cambia con la edad. En ese sentido, el órgano externo más grande del cuerpo pierde grasa y se pone más delgado. “Las venas y huesos se pueden ver más fácilmente y los rasguños, cortes o golpes pueden tomar más tiempo en sanar”, agrega la agencia estadounidense. De igual manera, advierte que años de exposición al sol pueden resultar en arrugas, sequedad, manchas por la edad e incluso cáncer.

Respecto a las causas de sequedad en la piel en personas mayores, algunas citadas por NIG son: no tomar suficientes líquidos, pasar mucho tiempo expuesto al sol, estar en un lugar con aire muy seco, fumar, estrés y perder las glándulas de sudor y aceite, lo cual es común con la edad.

No obstante, la piel seca también puede ser causada por problemas de salud como la diabetes o una enfermedad de los riñones. Así mismo, por usar demasiado jabón, desodorante, perfume, o tomar baños calientes.

Causas de la piel reseca

Medline Plus reseña otros factores comunes que inciden en el desarrollo de piel seca:

  • Aire frío y seco del invierno.
  • Hornos que calientan el aire y eliminan la humedad.
  • Aire caliente y seco en ambientes desérticos.
  • Acondicionadores de aire que lo enfrían y eliminan la humedad.
  • Tomar baños o duchas calientes y prolongados con frecuencia.
  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Algunos jabones y detergentes.
  • Afecciones cutáneas, como eccema y psoriasis.
  • Ciertos medicamentos (tanto orales como tópicos).
  • El envejecimiento, durante el cual la piel se hace más delgada y produce menos aceite natural.

Ante las numerosas caudas de la piel seca y la posibilidad de desarrollar prematuramente arrugas, es conveniente acudir a un especialista médico para obtener un diagnóstico preciso y definir el tratamiento adecuado.

Cuidados para la piel seca

La resequedad cutánea puede aliviarse o tratarse con algunos remedios caseros y rutinas sencillas. Al respecto, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos recomienda:

  • Humectar la piel con un ungüento, crema o loción de dos a tres veces al día o con la frecuencia que sea necesaria.
  • Después de bañarse, secar la piel dando palmaditas y aplicar crema humectante.
  • Evitar productos para el cuidado de la piel y jabones que contengan alcohol, fragancias, colorantes u otros químicos.
  • Tomar baños o duchas cortos y con agua tibia. Evitar tomar baños o duchas calientes.
  • Bañarse solo una vez al día.
  • En lugar del jabón normal, utilizar limpiadores cutáneos suaves o jabón con humectantes agregados.
  • Usar solamente jabón o productos de limpieza en la cara, axilas, áreas genitales, manos y pies.
  • Evitar restregarse la piel.
  • Afeitarse inmediatamente después de bañarse, cuando el vello es suave.
  • Usar ropa suave y cómoda cerca de la piel.
  • Evitar las telas ásperas como la lana.
  • Lavar la ropa con detergentes libres de colorantes o fragancias.
  • Beber mucha agua.
  • Aliviar la picazón en la piel mediante la aplicación de una compresa fría en las áreas irritadas.
  • Utilizar lociones o cremas de cortisona de venta libre si la piel está inflamada.