Batido de banano con fresas
Bananos, higos y uvas incrementan la cantidad de hierro y los niveles de hemoglobina en el organismo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Qué frutas suben la hemoglobina de manera natural?

Para tener los niveles de hemoglobina adecuados, el organismo necesita obtener hierro a través de los alimentos.

Para mantener los niveles de hemoglobina y restablecer la salud en general, se debe mantener una dieta equilibrada y actividad física constante. Además, en la alimentación se deben incluir los distintos grupos de alimentos en cantidades suficientes. También es recomendable aprovechar las fuentes de hierro de los mismos.

Los especialistas de la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL) señalan que la hemoglobina es una sustancia rica en hierro cuya función es transportar el oxígeno desde los pulmones hasta el resto de células del cuerpo.

La hemoglobina transporta dióxido de carbono de las células hacia los pulmones. Por eso, el dióxido de carbono se libera a medida que la persona exhala, según Medical News Today. Tener la hemoglobina baja puede dificultar que el cuerpo realice estas funciones.

Por esta razón, para poder realizar sus funciones correctamente y tener unos niveles de hemoglobina adecuados, el organismo necesita obtener hierro a través de los alimentos. De lo contrario, se puede producir la anemia.

anemia
El organismo necesita obtener hierro a través de los alimentos. De lo contrario, se puede producir la anemia. - Foto: Getty Images

Para saber si los niveles de hemoglobina están normales o alterados, el médico debe recetar un análisis de sangre. Esta prueba suele ser necesaria cuando la persona tiene síntomas como: frío, mareos, cansancio, fatiga, y sueño constante.

En caso de que el médico confirme que la persona tiene anemia, además de comenzar con un tratamiento, le indicará los cambios que debe hacer en la dieta para poder obtener el hierro necesario.

Alimentos perjudiciales

  • Los lácteos hacen que el cuerpo reduzca la capacidad de absorción, por lo que se recomienda que la leche y los quesos se consuman una hora antes de ingerir alimentos ferrosos.
  • El chocolate, el café y las gaseosas dificultan la absorción de hierro, por lo que no se aconseja consumirlos junto con las comidas principales, sino un tiempo después de 40 minutos en adelante y siempre con moderación.

¿Cómo aumentar los niveles de hemoglobina en el cuerpo?

Para aumentar los niveles de hemoglobina y prevenir la anemia, es fundamental mejorar los hábitos alimenticios y procurar integrar en la dieta con mayor frecuencia fuentes de hierro. El hierro actúa mejorando la producción de hemoglobina, lo cual también ayuda a formar más glóbulos rojos.

Fuente en hierro

  • Frutas: bananos higos y uvas. Estas tres frutas se pueden consumir en miles de recetas y postres. Se consideran que incrementan la cantidad de hierro y los niveles de hemoglobina en el organismo.
  • Vegetales: consumir las verduras de hoja como la espinaca, la acelga y el brócoli. Además, la remolacha y el tomate también ayudan a subir el hierro en el cuerpo.
  • Carne roja y blanca: gracias a este alimento, el cuerpo tiene más fácil la tarea de absorber el nutriente que tanto necesita. Se dice que su efecto es más espontáneo que comiendo vegetales. Entre ellos se destacan la el hígado de ternera, el hígado de pollo, el cordero, los camarones y las almejas.
  • Legumbres: fríjoles, lentejas, arvejas y garbanzos ayudan al aumento de los niveles de hierro.
  • Otros alimentos y complementos: tofu, cebada, linaza, leche y agua.

Por otro lado, los alimentos ricos en betacaroteno incluyen las frutas y vegetales amarillos, rojos y anaranjados, como:

  • Zanahorias.
  • Camote (batata o papa dulce).
  • Calabaza.
  • Melón.
  • Mango.

También los suplementos de vitamina A pueden ayudar al cuerpo a procesar el hierro, sin embargo, la vitamina A es peligrosa si se consume demasiado. El exceso de su consumo puede causar una afección conocida como hipervitaminosis A, que produce síntomas como dolor de las articulaciones y los huesos, aumento de la presión del cerebro y dolor de cabeza constante.

Cabe resaltar que demasiado hierro puede ser peligroso. Puede causar hemocromatosis, la cual puede provocar enfermedad hepática y efectos secundarios como náuseas, vómitos y estreñimiento. Por esta razón, es recomendable consultar primero al médico de confianza, antes de tomar cualquier decisión que vaya a ser perjudicial para la salud.