Tendencias
Expertos señalan que el consumo de azúcar puede provocar la acumulación de grasa en la zona abdominal. Foto: Getty Images.
Expertos señalan que el consumo de azúcar en exceso puede provocar la acumulación de grasa en la zona abdominal. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

vida moderna

¿Qué le pasa al cuerpo si no come azúcar por una semana?

Especialistas en alimentación señalan que el azúcar en sí misma no es del todo mala, lo que se advierte es que no se debe consumir excesivamente.

El azúcar se puede encontrar en alimentos como las frutas y no representa un peligro para la salud, pero la preocupación para los expertos es que en la mayoría de las dietas está presente el azúcar refinado, por eso se advierte su consumo en exceso.

Es importante entender que el consumo de azúcar suprime una hormona llamada leptina, la cual es la responsable de generar la sensación de saciedad después de comer. Ante el consumo excesivo de azúcar seguirá deseo insaciable de comer y seguir sintiendo el sabor del dulce.

Según el portal Mejor con salud, “al dejar de comer azúcar el cuerpo vuelve a regular el apetito de manera adecuada y los alimentos aportan mayor sensación de saciedad” lo que genera que el cuerpo tenga una menor ingesta de calorías y dulce que es saludable para el organismo.

Evitar el consumo en exceso de azúcar también ayuda a cuidar el corazón y controlar los niveles de triglicéridos, pues estos son un tipo de grasa que almacena calorías y disminuye los efectos que el colesterol bueno ejerce sobre el organismo.

Especialistas advierten que el azúcar es un alimento alto en calorías, además carece de nutrientes como las vitaminas, minerales y fibra, por estos factores, se pueden acumular grasas particularmente en el abdomen que aumenta el riesgo de sufrir de sobrepeso.

De acuerdo a un estudio de la Endocrine Society, se reveló que el consumo de azúcar en exceso provocar la acumulación de grasa en la cintura y vientre, por eso la recomendación de os expertos de evitar su consumo durante un tiempo.

“Los beneficios de dejar de comer azúcar son casi inmediatos: presión arterial más baja, niveles más saludables de grasa e insulina, mejores digestiones...”, así lo relata el doctor Eric Pham, del Hospital St. Joseph de Orange, California en palabras que recoge el portal Menshealth.

Cuando se deja de consumir azúcar “los tres primeros días son los más complicados”, así lo describe el médico estadounidense Brian Quebbemann, cirujano bariátrico. Al principio el organismo pide azúcar, particularmente cuando se está acostumbrado a comer alimentos como un postre luego de las comidas.

“En los 3 ó 5 días siguientes, el hígado producirá cetonas a partir de grasas ya que no hay más glucosa, la principal fuente de energía del cuerpo. Es entonces cuando se entra en cetosis o modo quema grasa. Como resultado, se puede experimentar algún calambre muscular, dolores de cabeza y más fatiga”, indican en el portal Menshealth.

Puede que este síntoma dure por una semana, pero, “una vez que eso pase se sentirá mucho más enérgico, concentrado y tranquilo”, así lo explica el doctor Quebbemann en el mencionado sitio web.

Otro de los beneficios de dejar de consumir azúcar se puede disminuir el riesgo de sufrir de cálculos renales. “Lo peor, es que las bebidas azucaradas que no son de cola, como los refrescos, aumentan hasta en un 33 % el riesgo”, así lo destacan en Mejor con salud.

La recomendación que hacen los especialistas en nutrición es dejar de consumir estas bebidas y optar por alternativas más saludables como el agua.

Algunos estudios han encontrado que los picos de azúcar en la sangre pueden causar daños cerebrales que afectan a la memoria, otra razón para dejar el consumo de azúcar por un tiempo o disminuir su ingesta. En Mejor con salud advierten que aún falta evidencia científica para determinar exactamente esta afirmación.

Dejar el azúcar es un proceso complejo, pero esto puede generar una mejor apariencia de la dermis, luciendo más elástica, luminosa y rejuvenecida, pues el exceso de este ingrediente puede acelerar el proceso de envejecimiento cutáneo y también impide la producción adecuada de colágeno y elastina.