vida moderna

¿Qué pasa al tomar jugo de naranja todos los días?

La naranja contiene vitaminas esenciales para el organismo humano.


Para algunas personas no hay algo mejor que iniciar el día con un buen vaso de jugo de naranja, una imagen que de hecho es retratada en las películas y series de ficción.

Y de hecho, puede que sí sea una de las bebidas más beneficiosas para consumir todos los días, así lo señalan algunos expertos, quienes aseguran que el zumo de esta fruta cítrica se caracteriza por aportar múltiples nutrientes esenciales para el organismo.

De acuerdo con el portal sobre estilo de vida saludable Cuerpo Mente, la naranja es un fruto que procede del Extremo Oriente, desde China a la península malaya, y era reconocida como un símbolo de la buena fortuna en la cultura asiática.

Entre su composición nutricional, se resalta la vitamina C, ya que aporta gran parte de la cantidad recomendada de este nutriente al día, lo que la convierte en una fruta ideal para los días de frío en los que abundan las infecciones, especialmente de tipo respiratorias. Además, contiene vitaminas de la familia de las B, como la B1, B5 y B6.

También le puede interesar...

“Pero la vitamina C no es el único componente interesante. La fibra confiere a la naranja propiedades digestivas y los flavonoides colaboran con las vitaminas en el refuerzo del sistema inmunitario”, indican desde el referenciado portal.

Una de las propiedades características de la naranja es su versatilidad en la cocina, por lo que su jugo, e inclusive la cáscara, se pueden añadir a distintas preparaciones para aportarles sabor. Ahora, también se puede tomar su jugo al natural y aprovechar muchas de las propiedades de esta fruta.

¿Cuáles son los beneficios de tomar jugo de naranja todos los días?

Al jugo de naranja se le atribuyen una variedad de propiedades buenas para la salud del organismo, la principal de ellas es que gracias a que es una fuente rica en vitamina C contribuye a mejorar el sistema inmune y combatir enfermedades e infecciones.

Además de ser una preparación sencilla, se puede tomar para acompañar las comidas o solo, como una bebida refrescante, al tiempo que se obtienen grandes beneficios. Y es que, de acuerdo con Mejor con Salud, existen investigaciones, como una realizada por la Universidad East Anglia (Reino Unido), en las que se ha demostrado que los cítricos, entre ellos la naranja, poseen compuestos capaces de reducir el riesgo de padecer problemas cardiovasculares.

Otras de las razones que convierten a esta bebida en una opción ideal para el día a día es que estimula el movimiento intestinal, por lo que favorece la correcta digestión, evitando molestias como el estreñimiento.

Si tienes un estilo de vida muy activo y te gusta practicar deporte, debes incluir el jugo de naranja en tu dieta de todos los días, debido a que gracias a varias enzimas que se encuentran en su composición. La naranja contiene folato, un compuesto que ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga muscular, provocando que trabajen mucho mejor”, recomiendan en un artículo compartido por la sección de estilo de vida de Terra.

Igualmente, a este jugo también se le confieren propiedades para controlar el peso, de acuerdo con Mejor con Salud, las personas que agregan esta bebida a su régimen alimenticio diario tienen menos probabilidades de sufrir de obesidad.

La frambuesa, naranja y manzana son algunas de las frutas que aportan beneficios para quemar grasa. Foto: Getty images.
Igualmente, a este jugo también se le confieren propiedades para controlar el peso, de acuerdo con Mejor con Salud, las personas que agregan esta bebida a su régimen alimenticio diario tienen menos probabilidades de sufrir de obesidad. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Además, un vaso al día de jugo de naranja puede contribuir a la eliminación de toxinas y demás compuestos que el organismo ya no requiere. En ese sentido, se mitiga el riesgo de desarrollar otras enfermedades o molestias que alteren el bienestar del cuerpo.

Eso sí, se aconseja tomar máximo dos vasos de naranja al día y procurar no exagerar en su consumo, ya que puede generar malestar en grandes cantidades, como diarreas y otros problemas estomacales.

Adicionalmente, está contraindicado en pacientes de diabetes, gastritis, úlceras o síndrome de intestino irritable, puesto que es posible que produzca molestias como dolor y pesadez abdominal.