vida moderna

¿Qué pasa si se toma café después de tomar alcohol?

Los efectos de esta combinación no solamente son físicos, sino psicológicos.


Desde hace mucho tiempo se cree que beber café reduce los efectos del alcohol, siendo así beneficioso para la borrachera. No obstante, esta decisión no es recomendable, según el Centro de Estudios sobre el Alcohol y Adicciones de la Universidad de Brown.

La cafeína puede engañar al cerebro y dar la sensación de que se está menos ebrio. Por su parte, el alcohol provoca que aumenten los niveles de dopamina y, a su vez, esto hace que se active la producción de un químico llamado adenosín monofosfato cíclico, el cual desarrolla en la persona ebria una sensación de mayor energía, alegría y ganas de hablar.

Sin embargo, el alcohol hace que se liberen otros neurotransmisores que desaceleran procesos cerebrales, provocando cansancio, reduciendo el tiempo de reacción de la persona y confundiéndola.

La cafeína refuerza los efectos del adenosín monofosfato cíclico y oculta el efecto sedante del alcohol, que no se elimina, dándole a la persona una falsa sensación de un mayor control de la situación.

Es por eso que mezclar estas dos sustancias es nocivo para la salud. Asimismo, las personas que lo mezclan tienen 600 % más probabilidades de sufrir palpitaciones cardiacas y 400 % de sufrir temblores, insomnios e irritabilidad en comparación con quienes tomaron solamente alcohol.

De hecho, los efectos de esta combinación no solamente son físicos, sino psicológicos, porque nubla el juicio de dos maneras:

  • Sentir más fuerte de lo que realmente eres.
  • Se desea tomar alcohol más intensamente.

El café genera síndrome de abstinencia

La cafeína es una sustancia altamente adictiva que puede causar síntomas de un síndrome de abstinencia con el cese del consumo. Precisamente, este cuadro es el que experimenta una persona consumidora habitual de café si deja de beber la bebida de manera abrupta del café.

Asimismo, el signo más común reportado son las cefaleas, debido a que la cafeína es vasodilatora, por lo que reduce el flujo de sangre al cerebro y aumenta la tensión sanguínea.

De igual manera, al retirarla bruscamente, se produce un incremento en ese flujo que es el causante de este fastidioso síntoma. No obstante, se trata de algo transitorio que irá reduciendo con el pasar del tiempo.

Otro problema que es posible notar es un incremento de la fatiga, ya que muchas personas consumen café para combatirla. Además, la cafeína bloquea los receptores de la adenosina, el cual es un neurotransmisor que indica al cuerpo que está cansado; al no disponer de cafeína, la adenosina disponible se junta con sus receptores de nuevo, causando una sensación de baja energía y dificultad para concentrarse.

Además, la dependencia tanto física como psicológica puede llevar a que algunas personas experimenten ansiedad, irritabilidad y síntomas depresivos si dejan de tomar café de un momento a otro.

Beneficios del café

La cantidad de cafeína recomendable al día son 400 miligramos
La cantidad de cafeína recomendable al día son 400 miligramos. - Foto: Getty Images

Exfoliante

Los gránulos del café molido ayudan a limpiar la piel de impurezas, eliminar toxinas y dejarla suave. Para exfoliarse la piel con este producto natural se debe usar un poco de café molido con un poco de aceite de coco y aplicarlo sobre la piel en forma de círculos para eliminar las células muertas.

Reduce ojeras

La cafeína es rica en antioxidantes, algo que ayuda a reducir las bolsas en los ojos y el color oscuro que toma el contorno de los ojos. Para recibir los beneficios de esta semilla es necesario untar un algodón con café frío y a toques aplicarlo sobre la zona.

Limpia el cabello

Para hacerlo efectivo se debe agregar una cucharada de café molido a una cucharada de champú y aplicarlo en el cabello.