vida moderna

¿Qué pasa si se toma jugo de tomate en las mañanas?

Este alimento es reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) debido a las propiedades nutritivas que contiene, sin importar el tipo que se consuma.


De acuerdo con El Comercio, hay centenares de variedades de tomates, pero su sabor suele ser parecido. Entre los más conocidos se encuentra el cherry, el cual es el más pequeño del mercado; tomate corazón de buey, el más utilizado para las ensaladas; Kumato, que tiene un color que varía de rojo oscuro a dorado y un sabor peculiar, dulce e intenso, y el Moruno, que es dulce, pero tiene la acidez justa, entre otros.

En Colombia, el tomate más popular es el denominado como ‘chonto’. Un estudio sobre producción de líneas de este alimento dice que tiene un alto nivel de comercialización.

Investigadores de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de Universidad Nacional de Colombia explican que el hábito de crecimiento de este fruto es determinado y, por eso, suele hacer parte de la canasta básica familiar.

Usualmente, el tomate es empleado a manera de guisante para la preparación de comidas, como granos y vegetales, pero también es convertido en una sopa o jugo. Respecto a la última receta, este fruto rojo puede ser el líquido adecuado para las personas que comienzan el día y se alistan para trabajar, estudiar o llevar a cabo cualquier actividad.

El portal Cuerpo Mente dice que el tomate contiene pocas calorías, una pequeña pizca de azúcar simple, ácidos orgánicos, como el cítrico y el málico, y aunque tenga poca fibra, contribuye a la digestión.

En ese sentido, se trata de un producto versátil que debido a su fácil acceso se incorpora en la lista de alimentos saludables, según la revista de buenos hábitos Mejor con salud.

-
Mujer tomando tomate - Foto: Getty Images

Tomar jugo de tomate en las mañanas es una alternativa que se puede tener en cuenta, ya que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) explica que en 2021 se celebró el año internacional de las frutas y las verduras donde el tomate ganó protagonismo e ingresó a la iniciativa “Principios de la Dieta Mediterránea para la Agenda 2030″, una de las dietas más recomendadas para prevenir enfermedades.

Así las cosas, se puede consumir jugo de tomate en las primeras horas del día por sus beneficios, como:

Ayuda a perder peso: Mejor con salud explica que este fruto es un alimento diurético, debido a su poca cantidad de calorías reduce la sensación de saciedad. El tomate tiene un elemento antioxidante llamado Licopeno, un tipo de pigmento orgánico que protege las células y también está en la sandía, la naranja roja, el pomelo rosado, el albaricoque y la guayaba, según Medline Plus, sitio web de la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos.

Estreñimiento: hay personas que tienen problemas con la evacuación del vientre y con el consumo de jugo de tomate podrían mejorar esto. Un estudio publicado por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) consigna que el tomate tiene poca fibra, pero actúa como un tipo de laxante suave.

Cardiovascular: las enfermedades de corazón son unos de los casos que más abundan en el mundo, así que la circulación es esencial en este asunto. Es por ello que la mencionada revista de hábitos y salud indica que el jugo de tomate tiene enzimas y minerales que logran reducir el colesterol.

Por su parte, otra investigación de la NIH apoya la idea de que el Licopeno del tomate presenta resultados en la absorción del colesterol que favorece la circulación.

Sistema inmune: la Clínica de Mayo explica que el sistema inmune es el conjunto de órganos y células que combaten las infecciones en el organismo. Por eso, al ingerir jugo de tomate, una persona está fortaleciendo sus defensas, ya que es un producto rico en vitaminas C, A, B, D, K, potasio, arginina, calcio, fósforo y hierro; nutriente importante para el cuerpo.

Piel: por último, el jugo de tomate es bueno para la piel. La revista Elle dice que actúa en el organismo regulando la grasa del órgano dinámico.

  • Nota: se recomienda preparar el jugo de tomate con agua hervida y sin agregar ningún otro ingrediente para aprovechar todos los nutrientes de este fruto. Las cantidades para agregar en una licuadora, son un tomate por cada vaso de agua.