vida moderna

¿Qué pasa si toma café antes de hacer ejercicio?

Algunas personas se preguntan qué comer antes de realizar actividad física.


La práctica de un deporte o realizar actividad física es todo un ritual: desde la selección del lugar donde se va a hacer ejercicio, la ropa adecuada, hasta el menú previo al entreno. Este último punto es especialmente importante, puesto que la alimentación puede incidir en el rendimiento físico durante la jornada.

Según indica el portal de Mayo Clinic, la dieta y el ejercicio son aspectos que se relacionan entre sí. Hacer una selección correcta de los ingredientes que van a conformar el plato previo al gimnasio o la rutina en casa es esencial para que el cuerpo se desempeñe como es debido.

Teniendo en cuenta que varias personas optan por entrenar en la mañana, el desayuno debe ser la comida principal antes de comenzar con la actividad física. La entidad sugiere que las personas deben desayunar por lo menos una hora antes del entrenamiento. Lo anterior es preciso para evitar molestias asociadas a la mala digestión.

Ejercicios de fuerza explosiva
Teniendo en cuenta que varias personas optan por entrenar en la mañana, el desayuno debe ser la comida principal antes de comenzar con la actividad física. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Igualmente, se puede optar por una bebida o un plato más suave si no se cuenta con suficiente tiempo antes de la actividad física, siempre que se complemente el desayuno después. Entre los ingredientes recomendados para formar el menú en las mañanas se listan los cereales integrales, la leche baja en grasas, el yogur y las frutas.

Pero, ¿y el café?, ¿es bueno tomarlo antes de entrenar? Algunos expertos han tratado de responder a esta cuestión y han entregado recomendaciones al respecto. Según coinciden desde el portal Cuídate Plus, una de las características que sobresalen del café es su efecto estimulante, lo que lo convierte en un producto predilecto para consumir al iniciar al día, ya que mantiene al organismo alerta.

Lo anterior se debe a un componente presente en este grano llamado cafeína, la cual propicia la disposición del cuerpo para mantenerse despierto y atento. No obstante, no es el único uso conocido de este compuesto, de acuerdo con Francisco J. Amaro Gahete, profesor del Departamento de Fisiología de la Universidad de Granada, consultado por el referido portal: “La cafeína se ha usado desde hace años para incrementar el rendimiento deportivo tanto en disciplinas aeróbicas como en disciplinas de fuerza y velocidad”.

Un estudio que fue liderado por el citado investigador, junto a científicos del Departamento de Fisiología de la Universidad de Granada, reposa en diferentes sitios web de difusión médica, los cuales han compartido los resultados obtenidos tras el análisis del rendimiento físico de 15 sujetos, quienes fueron puestos a prueba durante una serie de ejercicios.

A partir de este trabajo, como lo expone el portal Intramed, se concluyó que la ingesta de cafeína 30 minutos antes de la actividad física, en una cantidad promedio de 3 miligramos por kilogramo, podría facilitar la quema de grasa.

Por su parte, la nutrióloga Megan Medrano, de Run Whole Nutrition, aseguró en Men’s Health que las propiedades del café solo son aprovechables como parte de un menú equilibrado que contenga los demás nutrientes –carbohidratos, proteínas y grasas– necesarios para que el cuerpo soporte el entrenamiento.

Lo ideal, como aconsejan desde el mencionado portal, es que la ingesta de café no exceda los 400 miligramos de cafeína al día, debido a que puede implicar un riesgo para la salud. Antes de realizar cualquier cambio drástico en la alimentación, también se sugiere consultar al profesional de la salud.

No está de más recordar que la buena hidratación es vital durante la práctica de actividad física para evitar que el cuerpo se descompense. Según indican desde Mayo Clinic, se debería beber por lo menos entre dos o tres tazas de agua unas horas antes de comenzar la actividad física.