Métodos anticonceptivos
Permiten tener el control de la natalidad, ayudando a las parejas a decidir si desean o no tener hijos hasta el momento en que estén preparadas para ello. - Foto: Bayer

salud

¿Qué se debe tener en cuenta sobre los anticonceptivos hormonales? Expertos responden

Este tipo de métodos son sustancias, objetos o procedimientos que evitan generalmente que la mujer quede embarazada.

Los métodos de planificación se pueden encontrar en forma de píldora, inyecciones, implantes subdérmicos, dispositivos intrauterinos, anillos vaginales y parches que se adhieren a la piel. Si bien todos son de fácil acceso y efectivos, siguen generando dudas entre las mujeres por sus posibles efectos secundarios.

Los anticonceptivos hormonales impiden que el ciclo menstrual siga su curso habitual. Precisamente, las hormonas de este método de planificación actúan en el sistema nervioso central, generando un nivel constante de estrógenos y de progesterona”, manifestó la doctora Ivonne Janeth Díaz, jefe de la Unidad de Fertilidad de la Clínica Colsanitas.

“De esta forma, el cuerpo se da cuenta de que hay suficiente estrógeno y no produce la hormona Fsh, que se encarga de que los ovarios produzcan estrógeno y que el endometrio y el útero puedan crecer y prepararse para acoger un embrión. Por ende, no hay ovulación”, afirmó Díaz.

En este sentido, la doctora Ivonne Díaz aclara las dudas más frecuentes sobre los anticonceptivos hormonales:

Además, ayuda en el tratamiento del Síndrome de Ovarios Poliquísticos y brindar microdosis para las mujeres que, por preferencias personales o indicación médica, requieren dosis mínimas de hormonas.

  • ¿Cuáles son las diferentes presentaciones de los anticonceptivos hormonales? Dependiendo de las necesidades y estilo de vida de cada persona se proporciona el método más apropiado. Por ejemplo, los anticonceptivos inyectables se pueden aplicar una vez al mes o cada tres meses.

El implante subdérmico es una barra del tamaño de un fósforo, se coloca en el brazo y libera hormonas hasta por tres años. El dispositivo intrauterino, llamado Mirena, libera pequeñas dosis de progestina y dura tres años; el anillo de gel se introduce en la vagina y es de uso mensual; el parche se adhiere a la piel y se debe cambiar semanalmente, además de las conocidas píldoras, que se deben tomar todos los días.

Otros factores que podrían impedir el uso de estos métodos de planificación son el tener patologías como venas várices en miembros inferiores, hipertensión arterial crónica, antecedentes de tromboembolismo pulmonar, accidente cerebrovascular trombótico, insuficiencia hepática o daño renal.